Igea: «Hay cabreo entre los votantes de Cs, pero quiero que dentro de cuatro años todos tengan una vida mejor»

Francisco Igea (izquierda) y Alfonso Fernández Mañueco, tras firmar el acuerdo de programa entre Ciudadanos y PP en Castilla y León./MIRIAM CHACÓN-ICAL
Francisco Igea (izquierda) y Alfonso Fernández Mañueco, tras firmar el acuerdo de programa entre Ciudadanos y PP en Castilla y León. / MIRIAM CHACÓN-ICAL

El dirigente regional del partido naranja escenifica la firma de las cien medidas de gobierno con el popular Alfonso Fernández Mañueco, sin cerrar aún el reparto de consejerías

ARTURO POSADAValladolid

Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea han escenificado este viernes el acuerdo de programa alcanzado entre PP y Ciudadanos en Castilla y León, sin haber cerrado aún el reparto de consejerías, y, por tanto, el pacto global entre los dos partidos para un gobierno de coalición en la Junta. Los dirigentes de ambas formaciones han rubricado las cien medidas pactadas, englobadas en diez puntos: regeneración y política institucional, política fiscal, economía y empleo, sanidad, educación, políticas sociales, fomento, lucha contra la despoblación y nueva ordenación del territorio, agricultura y medio ambiente, y turismo y cultura. El programa completo puede descargarse aquí.

«Estas cien medidas van a suponer un cambio en la política de Castilla y León si es que finalmente se llega a un acuerdo de investidura», ha resaltado Francisco Igea. «Ahora empieza otro periodo de negociación para hacer posible un gobierno que también visibilice en su estructura el cambio que nosotros prometimos a los ciudadanos durante la campaña», ha añadido el líder regional del partido naranja.

«Esta no es una firma cualquiera, sino un paso vital para sellar un acuerdo de gobernabilidad para esta legislatura y para impulsar el futuro de Castilla y León. Quedan otros pasos, como muy bien ha explicado Paco, pero es verdad que las dos partes tenemos un compromiso para formar un gobierno renovado, centrado, moderado y liberal que responda a las exigencias que han expresado en las urnas las mujeres y hombres de Castilla y León», ha apuntado Alfonso Fernández Mañueco, candidato del PP a la presidencia de la Junta.

La escenificación del acuerdo, minutos antes de la constitución de las Cortes de Castilla y León para la X Legislatura, se acordó a última hora de la noche del jueves, después de que las direcciones nacionales de los dos partidos obligaran a visibilizar el acuerdo programático para forzar un pacto final que aún no se ha producido.

El candidato de Ciudadanos ha admitido que existe «cabreo» entre sus votantes por los acuerdos alcanzados con el PP, después de que durante toda la campaña electoral él mismo abogase por acabar con 32 años de gobiernos populares en la Junta. «Estoy seguro de que muchos votantes de Ciudadanos se sienten decepcionados. No tengo ninguna duda. Lo escucho en la calle. Pero tenemos un oficio que exige una responsabilidad. No me importan que me paren por la calle, sino que dentro de cuatro años los ciudadanos de Castilla y León se encuentren con una vida mejor, una sanidad mejor. Me importa que los ancianos que viven en una silla ya no lo estén, porque lo hayamos quitado, como refleja el programa. Me importa que la sanidad sea mejor. Y tantas cosas, más allá de que lo se comenta, se escribe o se dice en la calle. Nosotros no hemos venido aquí a satisfacer nuestra ambición, sino a cambiar las cosas», ha defendido Igea.

El líder regional de Ciudadanos ha recordado que los acuerdos con el PP llegan después de que la ejecutiva de su partido marcase a esta formación como «socio preferente». «El PSOE está entregado a una estrategia peligrosa para nuestro país. Hemos visto cómo vuelve a pactar con los nacionalistas en Baleares y, lo que es peor, con EH-Bildu en Navarra. Eso es lo que hace a Ciudadanos tener como socio preferente [al PP], a pesar de que en este caso existía una dificultad, que hemos expresado reiteradamente en la campaña. Pensamos más allá de nuestro interés. Yo personalmente no soy partidario de una política de trincheras. Este país vive un momento extremadamente peligroso, no creo en la política de trincheras y no creo en el nacionalismo vasco, catalán ni español. No creo en la gente que se dirige a las tripas de los votantes. Nosotros demostraremos durante esta legislatura que no somos un partido de trinchera», ha prometido Igea, con mensajes subliminales dirigidos también a la ejecutiva de su partido y el apoyo que recaba de Vox en otros lugares para formar gobiernos.

«Lo importante es que el mensaje que demos con la composición de gobierno sea coherente con el mensaje que hemos dado en la campaña y lo que nos han solicitado los votantes: un cambio, no una continuidad. Estamos dispuestos a hacer un gobierno conjunto, pero se tiene que ver en la composición. Si no se ve, no será posible. Si estuviera el acuerdo, estaría firmado», ha apuntado Igea.

El programa de gobierno entre PP y Cs para Castilla y León matiza que la limitación de mandatos de ocho años para alcaldes de municipios con más de 20.000 habitantes y presidentes de Diputación comience desde la firma de los acuerdos suscritos hace cuatro años, lo que puede permitir que el popular Jesús Julio Carnero continúe al frente de la Diputación de Valladolid, un veto que había impuesto Igea durante la negociación.

Otra de las contradicciones tras los acuerdos firmados pasa por la denuncia que Ciudadanos y otros partidos de la oposición han interpuesto contra los sobrecostes registrados en el Hospital de Burgos (HUBU), tras el modelo público-privado por el que apostó la Junta. «Confianza, colaboración y máximo respeto con la administración de Justicia», ha declarado Mañueco.

En los cien puntos del programa de gobierno se apunta que se estudiarán «las vías de reversión de la concesión del HUBU siempre que no supongan un coste adicional para las arcas públicas de Castilla y León», mediante «un grupo de trabajo en el que participen el Gobierno autonómico, las Cortes y la entidad concesionaria».

Por su parte, Igea ha señalado que el gobierno de coalición «debe satisfacer las necesidades de los votantes y cumplir el programa». Sobre su papel como futuro vicepresidente de Mañueco ha apuntado: «Ni lo tengo decidido ni está pensado».

El presidente nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, ha felicitado a través de Twitter a Luis Fuentes tras su elección como presidente de las Cortes y se ha congratulado de las medidas acordadas con el PP en Castilla y León.