Imagen de la fachada principal del Hospital el Bierzo. / Carmen RAmos

El Hospital del Bierzo incorporará el próximo lunes 4 de julio un nuevo especialista al servicio de Cardiología

La llegada de un facultativo más permite completar una plantilla de cuatro médicos que se ve reforzada con la llegada de otros dos procedentes del Complejo Asistencial Universitario de León

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Hospital Universitario del Bierzo contará a partir de la próxima semana con un nuevo cardiólogo. Será el lunes día 4 de julio cuando se incorpore a su puesto el nuevo especialista de la unidad, según han confirmado a elbierzonoticias desde la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (Gasbi), lo que permitirá completar una plantilla de cuatro profesionales que se ven reforzados con la llegada de otros dos procecentes del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule).

De esta forma se cumple el compromiso anunciado por la Gerencia, todo ello a la espera de la nueva Oferta Pública de Empleo (OPE) que saldrá en septiembre y en la que la Gasbi ya ha incluido las seis plazas en propiedad que permanecen todavía vacantes para completar la plantilla estructural del servicio en el primer centro sanitario de la comarca que se eleva a siete facultativos y que en este momento solo tiene una cubierta.

La falta de cardiólogos es en este momento el principal caballo de batalla del Hospital del Bierzo lo que obliga a los pacientes aquejados de patologías cardiacas a soportar de seis a ocho meses de espera para primeras visitas y más de un año para la realización de pruebas de seguimiento e incluso para conocer sus resultados.

Dos especialistas del Complejo Asistencial Universitario de León vienen respaldando la actividad en las consultas, si bien este refuerzo aún no ha permitido salvar los retrasos que se producen en consultas y pruebas y que están priorizando la atención en los casos más urgentes.

El sindicato de enfermería Satse ha denunciado en varias ocasiones la situación provocada por la falta de cardiólogos y que obligó incluso a una sola especialista a hacerse cargo de la unidad de Cardiología del Hospital del Bierzo, tras la baja y la jubilación de dos de los cuatro facultativos adscritos al servicio, lo que provocó el aplazamiento de consultas no urgentes.