Entrada de consultas externas del Hospital del Bierzo. / Carmen Ramos

La falta de cardiólogos retrasa de seis a ocho meses las primeras consultas y «un año y más» las pruebas en el Hospital del Bierzo

La carencia de especialistas en el primer centro sanitario de la aplaza las pruebas para pacientes aquejados de dolencias cardiacas a quienes, en el caso de los holter, se les invita a llamar al primer centro sanitario si en un año no les han confirmado resultados

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La falta de cardiólogos en el Hospital del Bierzo sigue pasando factura a los usuarios provocando retrasos de entre seis y ocho meses en las primeras consultas para pacientes aquejados de patologías cardiacas. Una demora que se prolonga aún más en la realización de pruebas de seguimiento y a la hora de conocer los resultados una vez realizadas.

En el caso de los holter, el dispositivo que permite al médico conocer en detalle la actividad eléctrica del corazón en unas horas mientras el paciente realiza su vida normal, es en la propia consulta donde ya avisan a los enfermos de una espera de un año y advierten que en el caso de prolongarse más allá de ese tiempo se pongan en contacto con el primer centro sanitario para conocer el resultado de las mismas.

«Al no haber consulta se retrasa todo, un año y más», indicó el delegado del sindicato de enfermería, José de la Fuente. Desde el Satse reconocen que la situación pese a no ser nueva se ha agravado en los últimos meses teniendo en cuenta que «antes había demora de casi un año con los cardiólogos que había», y en este momento con menos cardiólogos «en las primeras visitas ya casi tardan seis u ocho meses, entonces las pruebas de las revisiones se alargan porque si nos los ven no les pueden mandar hacerse el holter, el ecocardio». «Si antes había seis meses para hacer la ecocardio ahora ya se habrá disparado un año por la falta de facultativos», lamentó.

Preferencia a los casos urgentes

Desde la organización sindical aseguran que lo que sí se está priorizando, no obstante, es la atención a los casos más urgentes. «Lo que están haciendo es intentar ver con los que hay la gente que sea más urgente, recién operados de corazón», subrayó De la Fuente.

Cabe recordar que la falta de especialistas provocó en algunos momentos que una sola cardióloga llegara a hacerse cargo de la unidad de Cardiología del Hospital del Bierzo. Todo ello tras la baja y la jubilación de dos de los cuatro facultativos adscritos al servicio, lo que llegó a provocar el aplazamiento de consultas no urgentes.

Dos especialistas del Complejo Asistencial Universitario de León reforzaron el servicio durante cinco días en el mes de mayo. En este momento otros dos médicos respaldan ya la actividad en la unidad lo que aún no ha permitido salvar los retrasos en consultas y pruebas.