Viñedo en El Bierzo. / César Sánchez

La fuerte granizada provoca daños en los viñedos de la DO Bierzo en Arganza, Quilós, Magaz y San Lorenzo

El Consejo Regulador sigue adelante con la idea de iniciar la campaña de vendimia este fin de semana al garantizarse el margen de «dos o tres días» para que la planta seque y pueda recoger la humedad antes de la recolectar la uva

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El campo berciano comienza a ver las consecuencias de la fuerte tormenta con granizada que descargó este miércoles en la comarca. Los viñedos situados en Arganza, Quilós (Cacabelos) y Magaz de Arriba (Arganza) y Magaz de Abajo (Camponaraya) se han llevado la peor parte de los daños ocasionados por el pedrisco, según la primera valoración realizada por el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Adelino Pérez.

«La tormenta entró por la parte de Arganza, Quilós y Magaz y ahí sí que ha afectado bastante», indicó Pérez. Reconoce que todavía es pronto para valorar los daños ocasionados «porque la piedra golpea el racimo y provoca heridas pero no sabemos aún hasta qué punto se va a ver afectada toda la planta o si sólo es el racimo y si va a pudrir o no pero sí que hay afectación».

Desde la DO Bierzo aseguran, además, que la fuerte granizada también ha provocado daños de consideración en los viñedos situados en la localidad de San Lorenzo, perteneciente al municipio de Ponferrada.

«El agua siempre viene bien, pero la piedra muy mal», señaló Adelino Pérez. A pesar de ello el Consejo Regulador sigue adelante con la idea de iniciar la campaña de vendimia este fin de semana. «Normalmente las bodegas esperamos un par de días para que seque y a que la planta pueda coger esa lluvia, eso es bueno para la planta y para nosotros, tiene más rendimiento y más líquido la uva por eso sí que tenemos ese margen de esperar dos o tres días para que la uva esté mejor», resaltó Pérez.

Así las cosas la DO Bierzo sigue mirando al cielo. «Todo lo que sean aguas bienvenidas porque teníamos mucha escasez de agua, que ha venido un verano muy seco, pero que no venga con piedra porque sí que puede hacer mucho daño», concluyó el presidente de los vinos de calidad de la comarca.