Las excavaciones para descubrir los orígenes de la Tebaida berciana se prolongarán «como mínimo» durante una década

El concejal de Medio Rural de Ponferrada,unto al director del proyecto de investigación 'Origenes de la Tebaida Berciana'. /César Sánchez
El concejal de Medio Rural de Ponferrada,unto al director del proyecto de investigación 'Origenes de la Tebaida Berciana'. / César Sánchez

El equipo de investigadores busca en Compludo los restos del monasterio fundado por San Fructuoso en el año 630

D. ÁLVAREZBierzo

Las excavaciones arqueológicas en el territorio conocido como Tebaida berciana continuarán a lo largo de «como mínimo» la próxima década, según avanzó este lunes el concejal de Medio Rural de Ponferrada, Iván Alonso. El edil presentó en la localidad ponferradina de Compludo los trabajos que tendrán lugar este verano en una de las fincas de la población, donde los investigadores buscan los restos del monasterio fundado por San Fructuoso en el año 630 d.C.

Al respecto, el equipo, formado por arqueólogos, historiadores y antropólogos, trabajará en los terrenos conocidos como Prao de la Iglesia, donde los investigadores ya estuvieron presentes en el mes de enero para llevar a cabo catas con la tecnología del georradar. Según avanzaron, los responsables de los trabajos realizarán tres catas en la finca, de unos 1.700 metros cuadrados de superficie y situada a unos 600 metros de las casas que integran la localidad.

Además, las labores, que se iniciarán la próxima semana, contarán con la colaboración de siete estudiantes de las universidades de Santiago de Compostela y de Seattle (Estados Unidos), según avanzó el director del proyecto de investigacion, Artemio Martínez Tejera, que recalcó que la iniciativa es «un proyecto a muy largo plazo» y que ya se han localizado otras nueve parcelas en las que podrían llevarse a cabo nuevas catas arqueológicas en busca de más restos.

Orígenes de la Tebaida

Encontrar los orígenes de la Tebaida y los monasterios originales que dotaron de carácter a la zona es una labor a la que Martínez Tejera ha dedicado más de 30 años. «Es un empeño personal mío», reconoció el investigador, que junto a Jorge López-Quiroga dirige este proyecto que ya ha excavado terrenos en la localidad de Montes de Valdueza, en busca del monasterio fundado en este caso por San Genadio. «No sabemos cómo eran aquellos monasterios, por lo que no podemos avanzar qué es lo que vamos a encontrar», reconoció el investigador.

Presentación de los trabajos de excavación en el Prao de la Iglesia de Compludo.
Presentación de los trabajos de excavación en el Prao de la Iglesia de Compludo. / César Sánchez

En ese sentido, el director del proyecto recordó que según los pocos documentos relacionados con estos centros monásticos, el ''cenobium complutense' existió al menos hasta el siglo XII. Otros documentos recogen una carta enviada por un pariente de San Fructuoso al rey en la que le pedía que evitara que el asceta continuara dilapidando la herencia familiar fundando monasterios en las tierras de la familia.

En esa misma línea, el objetivo de las actuales excavaciones, así como del proyecto global, es «delimitar qué es la Tebaida», explicó Martínez Tejera. En ese sentido, una parte del dinero destinado a las catas se dedicará a «inventariar y catalogar» los hallazgos aparecidos hasta el momento, con el fin de «conocer el patrimonio existente y definir el espacio».

Actualización del expediente BIC

Con las actuales excavaciones, el Ayuntamiento de Ponferrada pretende impulsar la actualización del expediente de 1969 que declara a la Tebaida como Bien de Interés Cultural (BIC), explicó Alonso, para que este pase a incluir «los cuatro Compludos» -las localidades de Compludo, Carracedo de Compludo, Palacios de Compludo y Espinoso de Compludo-, que quedaron excluidas del expediente original.

Los hallazgos que puedan aparecer permitirán «revertir ese error» y dotar al territorio de los méritos suficientes para ser reconocido como «cuna de la Tebaida», explicó el edil, que valoró la implicación del Consejo Comarcal del Bierzo, de la Diputación de León y de la Junta en unos trabajos cuya «meta final» consiste en lograr la declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

Al respecto, Alonso subrayó que esa eventual declaración deberá ir precedida por la actualización del expediente BIC y se marcó el objetivo de «plantear proyectos subvencionables año a año» a las administraciones superiores para continuar con los trabajos. «No vamos a permitir que esto se pare», aseguró. En esa línea, avanzó que las excavaciones en el claustro de la iglesia del monasterio de San Pedro de Montes se retomarán este verano, momento que también se aprovechará para llevar a cabo nuevas catas arqueológicas con georradar en las localidades de Valdeabadesas y Manzanedo de Valdueza.

En el mismo sentido, Alonso rechazó la catalogación de «paisaje pintoresco» que la zona ostenta desde hace 60 años y aseguró que la aspiración del Consistorio es que sea declarada espacio cultural, lo que la convertiría en el tercer territorio de la Comunidad reconocido con esta figura que ya disfrutan los yacimientos de Atapuerca y Las Médulas.

Homenaje a vecinos e investigadores

La presentación de los trabajos de excavación también sirvió para homenajear a los cuatro vecinos que cedieron sus terrenos para las catas y sin la colaboración de los cuáles no podría haber salido adelante la investigación, remarcó Martínez Tejera. Tanto el investigador como el edil también quisieron reconocer el trabajo de investigación llevado a cabo en la zona en 1957 por el entonces arquitecto-conservador del Patrimonio Nacional José Menéndez-Pidal, así como a los tres investigadores locales que le acompañaron.

Contenido Patrocinado

Fotos