Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

CB ve «exagerado» el coste de 20 millones valorado por la Junta para el mantenimiento de Compostilla

Los bercianistas creen que dicho mantenimiento estaría entre los 2 y 5 millones a 25 años, por lo que se siguen oponiendo al derribo de las torres de refrigeración y chimeneas de la térmica

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Coalición por el Bierzo (CB) rebatió el informe que cifra en más de 20 millones de euros el coste de mantener durante 25 años las torres de refrigeración y chimeneas de la central térmica de Compostilla, un documento en el que la Junta basó su decisión de desestimar el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para estos elementos. Según los bercianistas, esa cifra se situaría entre los dos y los cinco millones de euros.

En ese sentido, consideraron que la valoración encargada por la Junta a dos empresas independientes es «exagerada» y está plagada de «inexactitudes». «Nos gustaría conocer y ver publicado ese informe», señalaron los responsables de la formación, que recordaron que el uso previsto para las instalaciones es el recreativo y turístico, no el industrial.

Al respecto, los bercianistas recordaron que se mantienen estructuras similares con estos fines en otras partes del mundo como la zona alemana de Renania, donde estas estructuras y complejos son Patrimonio de la Humanidad. «Da la sensación que se está pretendiendo borrar de la faz del Bierzo cualquier elemento significativo de nuestra historia industrial y el protagonismo que ha tenido en el desarrollo de España», lamentaron los bercianistas.

En la misma línea, mostraron sus dudas sobre las «prisas» a la hora de hacer pública una valoración «al céntimo» y advirtieron de que sería «sumamente vergonzoso» que el informe fuera «fruto de un traspaso de información por parte de Endesa». «Creemos que nuestro patrimonio industrial, merece ser conservado y explicado», concluyeron los bercianistas, que reclamaron la implicación en el asunto del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.