Imagen del nuevo desvío habilitado en la A-6.

Entra en servicio el desvío en la A-6 para reducir el tiempo de tránsito en la N-VI y evitar viaducto del Castro

El Gobierno prevé poner en marcha en otoño una nueva alternativa que permita el paso de transportes especiales por la zona evitando el paso por Piedrafita

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Miñones, presentó este miércoles la nueva solución de movilidad habilitada en la autovía A-6 tras el colapso del viaducto de Castro, en terrenos del municipio berciano de Vega de Valcarce. El nuevo desvío abierto al tráfico reduce el tiempo de circulación por la carretera N-VI por debajo de los cinco minutos y aprovecha al máximo el trazado de doble dirección de la autovía.

Según Miñones, se trata de «la única alternativa viable, factible y segura para ponerse en marcha de forma inmediata». De cara al otoño, el Ministerio trabaja en una nueva alternativa que permitiría reducir a la mitad el tráfico que actualmente circula por la travesía de Pedrafita do Cebreiro (Lugo), ya que los vehículos en sentido Madrid podrían utilizar el túnel.

Además, esta solución también permitirá el paso de transportes especiales, una de las demandas de los empresarios de las zonas más afectadas. En la jornada del martes, el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, se reunió con la consejera de Movilidad, María González, así como con empresarios y transportistas para detallar los planes del Ministerio, explicó el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez.

Unos planes que incluyen la planificación de ventanas horarias, de la mano de la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Guardia Civil, para que los transportes especiales que circulen en sentido Galicia también puedan hacer uso del túnel. Además, el Gobierno establecerá la gratuidad en las autopistas AP-9 y AP-53 mientras no se habilite una solución definitiva y elaborará un plan invernal especifico para garantizar la seguridad en la zona.

En paralelo, los técnicos trabajan en la investigación de los motivos del derrumbe y estudian la manera de desmontar el vano para disponer de un acceso directo a la cimentación. La fase de reconstrucción del viaducto deberá esperar hasta que la investigación arroje sus primeras conclusiones. «No se va a escatimar en esfuerzos», reiteró el subdelegado.