El despliegue de nuevas cámaras contra incendios en el Bierzo, pendiente de los permisos de los propietarios de las torres

Cámaras para detectar incendios en una zona forestal. /
Cámaras para detectar incendios en una zona forestal.

Esta remesa aprovechará instalaciones ya existentes para evitar el impacto visual en el medio natural

D. ÁLVAREZPonferrada

El despliegue del segundo bloque de cámaras de vigilancia contra incendios en los bosques y montes de la comarca del Bierzo está pendiente de las autorizaciones correspondientes de las empresas de telecomunicación propietarias de las torres en las que se instalarán estos dispositivos, según explicó hoy en Ponferrada el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

El consejero recordó que la instalación de esta segunda remesa de cámaras, cuyo contrato ya está adjudicado, no conllevará la construcción de torres nuevas, sino que aprovechará las ya existentes para evitar un mayor impacto visual en el medio natural. «Lo importante es que están funcionando los sistemas de vigilancia», sentenció Suárez-Quiñones, que destacó el «comportamiento muy razonable» de la población para eludir los incendios y apeló a la responsabilidad ciudadana para evitar que se repitan las cifras de 2017, cuando la comarca vio arder 20.000 hectáreas.

Forestalia

En ese sentido, el titular de Fomento y Medio Ambiente del Gobierno autonómico destacó también el papel en la limpieza de montes que tendrá la puesta en marcha de la central de biomasa de la empresa Forestalia en el municipio de Cubillos del Sil, un proyecto respaldado por la Junta que tiene previsto echar a andar en febrero de 2020.

Suárez-Quiñones recalcó que la biomasa es un «recurso renovable y autóctono» que puede actuar como «elemento dinamizador económico importante». Además, el consejero garantizó que los centros de recogida y aprovisionamiento planificados se llevarán a cabo con el objetivo de almacenar la suficiente cantidad de combustible para permitir que la central funcione a pleno rendimiento una vez las obras queden terminadas.