Los despedidos de Masa Galicia en Anllares llegan a un acuerdo con la empresa que incluye mejores indemnizaciones

Trabajadores de la auxiliar Masa Galicia en la central de Anllares, a las puertas de los juzgados de Ponferrada. /CARMEN RAMOS
Trabajadores de la auxiliar Masa Galicia en la central de Anllares, a las puertas de los juzgados de Ponferrada. / CARMEN RAMOS

Los juzgados de Ponferrada celebran los juicios de cuatro de los ocho trabajadores despedidos de la auxiliar en la térmica de Páramo del Sil que denuncian trato «discriminatorio» e «injusto»

E.JIMÉNEZ / CARMEN RAMOSPonferrada

Los cuatro ex trabajadores de Masa Galicia, auxiliar de mantenimiento de la central térmica de Anllares, en Páramo del Sil, que hoy se enfrentaban a juicios por lo que ellos consideraban despidos improcedentes, han aceptado las propuestas de la empresa que pasan por mejorar las indemnizaciones. Según explicó José Crespo, delegado de CCOO en Masa Galicia, ofrecieron mejoras pero no llegaron a lo que habían dispuesto para los primeros trabajadores despedidos, que eran de 25 días por año trabajado. «No llegaban a lo que ofrecieron a los despedidos en marzo pero sí que habían mejorado con respecto a las indemnizaciones que ofrecieron en mayo», indicó.

Tres de los ex empleados de Masa Galicia -que fueron despedidos en diciembre- aceptaron la conciliación previa celebración de los juicios, pero el cuarto no por lo que el juicio siguió adelante. «Cuando ya estaba visto para sentencia, la juez preguntó si existía todavía la posibilidad de acercamiento, así que se reunieron y llegaron a un acuerdo», matizó José Crespo.

Antes de que los juicios se llevaran a cabo, los trabajadores reconocieron que les sienta «especialmente mal» la actitud discriminatoria tanto de Naturgy como de Masa Galicia por no contar con los trabajadores para hacerse cargo de las labores de desmantelamiento de las instalaciones para las cuales la empresa ya han recibido la licencia del Ayuntamiento de Páramo del Sil. Unos trabajos que la empresa realizará con personal externo cuando «una parte de las instalaciones en las que nosotros hacemos el mantenimiento van a quedar operativas y alguien va a tener que hacer ese mantenimiento mientras nosotros estamos en el paro», destacaron desde Comisiones Obreras.

Los trabajadores también se muestran molestos con la auxiliar teniendo en cuenta que «a día de hoy está haciendo trabajos en Anllares de desmantelamiento de estas instalaciones y tampoco ha contado con nosotros y se están haciéndo con personal de fuera contratados mientras nosotros estamos en el juzgado peleándonos por defender lo injusto de esta situación», señalaron.

Desde CCOO lamentan que para los despedidos, algunos con 39 años de trabajo a sus espaldas, «quieren dirimirlo sin una indemnización justa» y máxime teniendo en cuenta que las labores de desmantelamiento de la central garantizarían sus empleos «durante tres o cuatro años».

El día 22 de julio está previsto que se celebren en el mismo juzgado de la capital berciana el resto de juicios de los trabajadores despedidos de Masa Galicia que fueron aplazados el pasado mes de junio.