Borrar
«As Bestas» se basa en la historia del asesinato de marido de Margo Pool, ambos se fueron a vivir a una aldea semi abandona en 1997. Leonoticias

El verdadero crimen tras la historia de la berciana «As Bestas»

El sábado se celebran los Goya y la película rodada en El Bierzo, «As Bestas» parte como gran favorita con 17 nominaciones. Aunque el argumento pueda parecer thriller rural que parte del imaginario del director Rodrigo Sorogoyen, en realidad es muy real

Viernes, 10 de febrero 2023, 09:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«La gran fiesta del cine español» tendrá lugar este sábado con la entrega de los Premios Goya que lleva a la película «As Bestas» como su gran favorita con un total de 17 nominaciones. Una película conocida en la provincia de León ya que la cinta, dirigida por Rodrigo Sorogoyen, ha sido rodada en la localidad berciana de Quintela de Barjas, convirtiendo al paisaje de El Bierzo en un actor más que actúa de manera asfixiante.

Y no es raro que el director decidiese rodar en esta localidad berciana, ya que la historia real en la que se basa la película ocurrió a tan solo 50 kilómetros de allí, en la aldea valdeorresa de Santoalla (Ayuntamiento de Petín-Ourense) un lugar recóndito y de complicado acceso que ya fue escenario del documental «Santoalla» rodado en 2007 por los norteamericanos Andrew Becker y Daniel Mehrer con producción de la también valdeorresa, Cristina de la Torre.

Quintela de Barja guarda muchas similitudes con Santoalla. En la última habitaban dos familias pero en la berciana tan solo una persona, Sergio Cela quien actúa como extra en el film y asegura que de las diez casas de la localidad algunas permanecen arregladas por los habitantes ocasionales.

Ambos lugares no tienen acceso a internet y la carretera de acceso es complicada. Inmersos entre montañas, Sorogoyen encontró en Quintela lo mismo que iban a buscar los Verfondern a Santoalla, un lugar mágico que guarda en su interior muchos secretos. Eso sí, Barjas cuenta con sotos de castaños y parques eólicos, determinantes para elegirlo como escenario

¿Quiénes son los protagonistas de «As Bestas»?

¿Y quiénes son los Verfondern, protagonistas de la historia? Una pareja de holandeses (Martin y Margo) que llegaron a Santoalla en 1997, la aldea de Petín en la que solo vivía una familias formada por Manuel O Gafas, el padre; Jovita, la madre y sus dos hijos, Juan Carlos y Julio.

Aunque al comienzo la relación fue buena, compartían comidas y matanza, la relación se comenzó a torcer cuando el holandés y la alemana (de nacionalidad francesa en la película) conocieron que tenían derecho a cobrar la propiedad del monte comunal por un proyecto eólico y recibir una parte de la venta de los pinos. Así empezó una tensa relación con sus vecinos que llevó al holandés a colocar cámaras en su casa ya que temía por su vida, como recoge el interesante documental «Santoalla». Martin Verfondern advirtió en ese momento a los medios de comunicación de lo que él mismo denominaba «terrorismo rural» y predijo que lo mataría Juan Carlos, uno de los hijos de la familia que padecía una discapacidad mental.

El asesinato en el que se basa «As Bestas»

El principio del fin comenzó el 19 de enero de 2010 cuando Martín salió de su casa, a la que nunca volvió. Le vieron con su Chevrolet Blazer en un bar cercano por última vez y aunque su mujer siempre apuntó a sus vecinos, la búsqueda resultaba infructuosa.

Cuatro años más tarde, a 12 kilómetros de su hogar, un helicóptero forestal advertía de la presencia del coche. Junto a él se encontró su cráneo, ambos calcinados. La justicia dictamino que se habían cumplido sus presagios y que había sido Juan Carlos quien le disparó de manera mortal con la escopeta. Al conocer su hermano Julio lo sucedido, ocultó el cadáver y quemó el coche.

Sentencia del crimen de Santoalla

Finalmente Julio fue eximido de ser cómplice por parentesco en el delito de encubrimiento mientras que Juan Carlos fue condenado a diez años y medio de prisión, aunque en 2019 ya empezó a gozar de permisos que le permitían pasar algún fin de semana con su familia, que se mudó a Petín.

En Santoalla sigue habitando Margot, quien asegura que esa es su casa aunque ahora es la única vecina del pueblo donde también descansan los restos de su marido. Allí vio la película «As Bestas» (y dijo que estaba muy bien) en un pase privado organizado por el cineasta e Isabel Peña, la guionista. Y aunque asegura que la historia está bien contada, recomienda ver el documental para conocer cuál es la historia real.

«As Bestas» basada en un documental

El director conoció el documental «Santoalla» que combina la visión subjetiva, las entrevistas y los increíbles paisajes del lugar. El documental muestra la visión de la peculiar vida llevada en Santoalla y la de las dos únicas familias residentes, con el final trágico. Un documental que cuenta con una fuerte labor de documentación y con el trabajo de la productora también de Valdeorras, Cristina de la Torre quien destaca que todas las imágenes son reales, sin lugar a la ficción.

Esta historia ocurrida a 50 kilómetros de El Bierzo llegó a la comarca berciana para mostrar al mundo sus impresionantes paisajes, lo abrupto de su terreno y la naturaleza pura que desprende cada parte del terruño. Pero también la vida en el rural, sus bondades, durezas y la asfixia que puede provocar pero lo cierto es que «As Bestas» ha colocado a la comarca de El Bierzo en el lugar que tiene que estar: entre las estrellas cinematográficas.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios