Courel: «No se puede justificar ni permitir que en nombre del amor se destruyan vidas»

Concentración de trabajadores del Consejo Comarcal del Bierzo con motivo del Día contra la Violencia Machista. /Carmen Ramos
Concentración de trabajadores del Consejo Comarcal del Bierzo con motivo del Día contra la Violencia Machista. / Carmen Ramos

El Consejo Comarcal del Bierzo condena las 43 muertes por violencia machista que se han producido en España en lo que va de año y reivindica la necesidad de un papel educativo para «erradicar niveles de inferioridad y superioridad» en las relaciones entre chicos y chicas para acabar con esta lacra

CARMEN RAMOS Ponferrada

«No se puede justificar ni permitir que en nombre del amor se destruyan vidas». Este fue el mensaje lanzado por el presidente del Consejo del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, durante la concentración con la que la institución comarcal conmemoró este lunes el Día contra la Violencia de Género.

El acto celebrado a las puertas de la sede de la institución fue secundado por los trabajadores y las trabajadores al que se unieron también algunos de los portavoces de los diferentes partidos políticos con representación en la cámara comarcal para mostrar su «total rechazo a las 43 muertes por violencia machista, a los hijos e hijas que partieron con ellas o a la situación de desamparo con la que los huérfanos o huérfanas se quedaron», destacó Courel durante la lectura del manifiesto.

El Consejo Comarcal de El Bierzo pretende ser partícipe así «del compromiso social de la ciudadanía berciana» para reivindicar la necesidad de un papel educativo «donde los niños y las niñas y los chicos y las chicas perciban las relaciones entre ambos en un nivel igualitario, erradicando niveles de inferioridad y superioridad».

Courel subrayó como la educación machista del 'amar es para siempre' o de la necesidad de encontrar 'un príncipe azul con el que vivir felices y comer perdices' pone a las mujeres «en una situación de debilidad y dependencia tal que les impide ver como su relación de maltrato y abuso las ha convertido en las protagonistas de una historia de la que no querían participar».

Considera, por ello, que el amor no puede nunca ser la herramienta del maltrato dado que «no se puede justificar ni permitir que en nombre del amor se destruyan vidas», subrayó. Por ello, desde la institución lanzaron una invitación a las mujeres para que hagan saltar las alarmas ante una situción de violencia de género porque «si te humilla, no es amor. Si te critica no es amor. Si te empuja, no es amor. Si te anula, no es amor. Si se cela, no es amor. Si te aisla de tus amistades, no es amor. Si pega o castiga a tus hijos e hijas, no es amor. Si maltrata a tus mascotas, no es amor. Si te grita o insulta, no es amor. Si controla tu dinero, no es amor…». En definitiva, que tengan claro que «la agresión física, económica, emocional no es amor, es maltrato».

Claveles en la Plaza del Ayuntamiento

Por su parte, el Ayuntamiento de Ponferrada celebró un sencillo acto a las puertas de la Casa Consistorial. En él una representante del Consejo de las Mujeres dio lectura a un manifiesto contra la violencia machista.

Además, los asistentes, entre los que se encontraban miembros de la Corporación Municipal, depositaron un clavel en memoria y homenaje a cada una de las mujeres asesinadas este año.

 

Fotos