Entrevista a Pablo Fernández, secretario autonómico de Podemos

«Tenemos que construir un partido que no dependa tanto de la figura de Pablo Iglesias»

Pablo Fernández, durante la entrevista en leonoticias. / Sandra Santos

Tras poner su cargo a disposición del partido y consicente de que la labor en el Grupo Mixto será, cuanto menos, «peculiar», Pablo Fernández hace autocrítica sobre la debacle vivida en las elecciones autonómicas tras las que Podemos mantiene solo dos de los diez procuradores que tenía en las Cortes de Castilla y León

NACHO BARRIOLeón

La noche del 26 de mayo fue el inicio de varias jornadas de no querer salir de casa. Las urnas le dejaban fuera de las Cortes de Castilla y León, el batacazo era mayor de lo previsto y el único reducto de Podemos en la cámara autonómica lo mantenía el procurador por Burgos. Una debacle que no entraba en sus cálculos hasta que alguien decidió revisar en profundidad las actas. Había errores que el defiende como humanos que, una vez subsanados, le hacían revalidar el escaño. Podemos pasa de diez a dos procuradores. Una caída ante la que no se esconde, por la que ha puesto su cargo a disposición del partido y por la que busca soluciones. Ahora toca ver desde la barrera la composición del nuevo gobierno de la Junta. Solo caben dos opciones. Las dos son malas para Pablo, aunque si una no le agrada, la otra le parece pésima. El líder de Podemos se prepara ya para «el gran paripé». Pablo Fernández responde.

-Después de estos días intensos, en los que ha pasado de estar fuera de las Cortes de Castilla y León a volver a ser procurador, ¿cómo se encuentra?

-Han sido días de conmoción emocional, una ruleta rusa de emociones tremenda. Primero vivimos el varapalo impresionante en las elecciones autonómicas, con un resultado nefasto que vino agravado por perder el escaño que tenía por León. Después de eso pasamos a recuperarlo y a seguir un cauce de impugnaciones ante las juntas electorales. Han sido días intensos, duros y difíciles que nos han llevado a mantener el procurador, lo que nos permitirá seguir llevando la voz de los leoneses a las Cortes.

-Todas las encuestas avanzaban la caída de Podemos, pero se daba por hecho que Pablo Fernández mantendría su escaño. ¿Cuál fue su reacción al ver que lo perdía?

-La verdad es que fue de enorme decepción, de gran sorpresa y de debacle, nadie esperaba un retroceso tan importante y nadie albergaba la posibilidad de que perdiésemos el escaño por León, además por muy pocos votos, fue durísimo. Teníamos esperanza en el voto CERA pero tampoco. Luego con la revisión del escrutinio mantuvimos un escaño que era nuestro y que aminora el golpe.

«Nadie esperaba un retroceso tan importante y nadie albergaba la posibilidad de que perdiésemos el escaño por León, además por muy pocos votos. Fue durísimo»

«Nadie esperaba un retroceso tan importante y nadie albergaba la posibilidad de que perdiésemos el escaño por León, además por muy pocos votos. Fue durísimo» la noche electoral

-¿Cómo fue ese momento en el que conoció que tras la debacle que había opciones de volver a las Cortes?

-La verdad es que lo viví con la misma sorpresa con la que había recibido la mala noticia. Es verdad que al estar a tan pocos votos me di cuenta de que era factible. Nos pusimos a trabajar en escrutar y escudriñar las actas y comprobar que hubo una concatenación de errores humanos. Días intensos, de auténtica ruleta rusa emocional.

-¿Por qué hubo errores en los recuentos?

-A mi juicio es una cadena de errores humanos, no ha habido intencionalidad.

-¿Barajó la idea de dimitir?

-Cuando tienes un resultado tan adverso es lo primero que se te pasa por la cabeza, pero es verdad que hay que mantener la serenidad y la mente fría, hay un proyecto muy importante en esta provincia, en la ciudad y en la comunidad. Pese a los malos resultados vamos a cogobernar en lugares importantes como Ponferrada y Villaquilambre y no se puede abandonar a los compañeros que van a tener una responsabilidad importante. Lo correcto era poner mi cargo a disposición del consejo ciudadano autonómico de Podemos, como haré este viernes, pero entiendo que en los malos momentos hace falta gente que tire con fuerza del proyecto.

-Su futuro entonces lo decidirá el partido.

-Sí, creo que es lo más honesto después de un batacazo como el que hemos sufrido, si ellos entienden que he de dejarlo así lo haré y si consideran que hay que seguir también, para continuar trabajando por un proyecto que es más necesario que nunca.

«Pongo mi cargo a disposición del partido. Si ellos entienden que he de dejarlo así lo haré, y si consideran que hay que seguir también»

«Pongo mi cargo a disposición del partido. Si ellos entienden que he de dejarlo así lo haré, y si consideran que hay que seguir también» futuro político

-Con los resultados oficiales, Podemos pasa de diez a dos procuradores. ¿Qué lectura hace de estos resultados?

-Vemos que es evidente que no hemos contado con la confianza de la ciudadanía castellana y leonesa. Hay varios factores que lo explican. Principalmente la debilidad organizativa de Podemos en Castilla y León nos ha pasado factura, también las distintas controversias y disensiones internas también han podido penalizarnos. Tenemos que fortalecer la formación de cuadros y dar más empuje a la militancia y a los círculos, va a ser clave el papel de Ana Marcello en esa responsabilidad que ahora afronta en la dirección nacional y lo hará con excelente acierto.

También han influido factores externos como las Cloacas del Estado, se ha dicho que nos financiaban otros países, lo cual es falaz y falso. Además el miedo ha actuado como operador político con la irrupción de la extrema derecha, donde el PSOE ha capitalizado el voto del miedo.

-A pesar de llevar varios años de andadura, a Podemos le cuesta crear esa maquinaria de partido que funcione.

-Sí, es nuestro principal déficit, esa falta de robustez organizativa. Construir un partido desde la nada en cinco años, además en esta gymkana electoral, es complicado. Es donde más tenemos que trabajar, en fortalecernos como organización, en impulsar los círculos, dotar de medios a los consejos ciudadanos y en definitiva en ser una organización fuerte. Es un trabajo a largo plazo. Esperamos que en este periodo nos volquemos en ello.

-Comentaba en leonoticias que cuando Pablo Iglesias no se presenta los resultados caen. Parece complicado que el líder del partido se presente a todos los comicios…

-Es una evidencia, cuando Pablo Iglesias no se presenta retrocedemos electoralmente en esos comicios, es algo que tenemos que corregir. Contamos con el mejor secretario general posible y el mejor candidato, pero tenemos que construir una formación que no dependa tanto ni únicamente de la figura de Pablo. Creo que lo vamos a conseguir, ahora estamos centrados en conformar un gobierno de progreso con el PSOE a nivel nacional para contribuir a políticas sociales, ha habido mucho ruido pero hay que hablar de políticas para la gente.

-Puede dar la impresión de que en Podemos el que se mueve no sale en la foto, que se realizan ciertas purgas políticas. ¿Es así?

-Creo que el foco está permanentemente puesto en nuestra organización y cuestiones que son normales y cotidianas en otros partidos, como que haya un relevo en ciertas áreas, en Podemos siempre se amplifica. El caso de Echenique es paradigmático, porque va a continuar llevando tareas esenciales y determinantes, va a llevar la acción institucional y el programa, va a seguir siendo clave en Podemos. Se ha generado un problema donde no lo hay.

«El caso de Echenique es paradigmático porque va a continuar llevando tareas esenciales y determinantes en Podemos. Se ha generado un problema donde no lo hay»

«El caso de Echenique es paradigmático porque va a continuar llevando tareas esenciales y determinantes en Podemos. Se ha generado un problema donde no lo hay» ¿purgas en podemos?

-Volviendo a lo autonómico, Podemos entra en un Grupo Mixto en el que estará la UPL, Vox y XÁvila. La situación es peculiar cuanto menos…

-Es una situación anómala, extraña y como tú dices, peculiar. Intentaremos gestionarlo de la forma más sensata y razonable posible, vamos a tener que convivir con partidos que están en las antípodas de Podemos como XÁvila, que es una escisión del PP o Vox, que para mí está en los márgenes de la democracia, un partido que busca la involución en derechos y libertades, están más allá de las antípodas. Quizás no sea sencilla la convivencia pero trataremos de hacerlo con normalidad. Confío que al estar con UPL, con quien tenemos buena sintonía, eso facilite las cosas. Incluso estando en el Grupo Mixto la oposición la va a encarnar Podemos.

-Se podría intuir que la Portavocía será suya…

-Lo tenemos que dirimir con el resto, tendremos conversaciones pero sería bastante razonable que al tener mayoría en el Grupo Mixto no sería extraño que recayera en Podemos.

Perfiles de Pablo Fernández durante la entrevista. / Sandra Santos

-Cuénteme que va a pasar estos días hasta que se nombre presidente de la Junta.

-Va a haber mucho paripé. Vamos a asistir a una gran obra de teatro en la que Ciudadanos intentará hacer ver que abandera la regeneración de un partido político que es la antítesis de la regeneración, como el PP. Yo estoy apenado y tristemente sorprendido de que Cs continúe con el seguidismo con el PP, de que sea la alfombra naranja de los populares y de que se preste a blanquear su corrupción. Me parece insólito, inaudito y casi vergonzoso, porque Francisco Igea cuenta con mi respeto intelectual y político estando en las antípodas en muchas cuestiones. Creo que es una persona honesta y pensaba que era una persona seria, lleva hablando de cambio político cinco meses y ahora resulta que van a pactar con Mañueco, que representa a lo más rancio y que está incurso en una trama de presunta falsedad documental y financiación ilegal. Me parece terrorífico que vayan a pactar con ellos, es una muy mala noticia.

Me parece insólito, inaudito y casi vergonzoso que Ciudadanos pacte con el PP, porque Igea cuenta con mi respeto intelectual y político estando en las antípodas en muchas cuestiones. Creo que es una persona honesta y pensaba que era una persona seria»

Me parece insólito, inaudito y casi vergonzoso que Ciudadanos pacte con el PP, porque Igea cuenta con mi respeto intelectual y político estando en las antípodas en muchas cuestiones. Creo que es una persona honesta y pensaba que era una persona seria» sobre el pacto pp-Cs

-¿Ve posible un pacto de última hora entre PSOE y Ciudadanos?

-La ciudadanía votó cambio en Castilla y León, lo razonable es que gobernase el partido más votado, que fue el PSOE. Un gobierno en solitario del PSOE es un gobierno que sería endeble porque no cuenta con la mayoría parlamentaria suficiente. Yo lo intentaría para visibilizar que las urnas han pedido cambio, pero yo no soy el PSOE y no me puedo inmiscuir en lo que hacen los otros partidos.

-¿Vería con buenos ojos ese pacto? ¿Estaría dispuesto a tomar parte en ese gobierno?

-Ese gobierno PSOE-Ciudadanos sería lo menos malo, Cs es un partido neoliberal, en lo económico lo es más que el PP y han demostrado ser muy de derechas. El pacto de PSOE y Ciudadanos sería una mala noticia pero sería menos mala que la noticia infame de que siga el PP. En ese caso nosotros consultaríamos a las bases, a los inscritos e inscritas, y yo creo que no deberíamos oponernos a un gobierno PSOE-Cs, pero el sentido del voto tendrían que decidirlo los inscritos. Sea como fuere, sería un gobierno que haría políticas de derechas, pero no es tan horrible como la otra opción.

-¿Y entrar en ese gobierno como contrapeso?

-Pues te soy muy sincero, a mí me hubiera gustado tener muchos mejores resultados electorales para poder ser un actor determinante en un hipotético gobierno de cambio en Castilla y León, pero los resultados son los que son. Dentro de ello estaremos fiscalizando la acción de gobierno. Si hay un gobierno del PSOE en solitario nosotros tendríamos lealtad para sacar adelante medidas progresistas y de izquierdas. Si hay un gobierno de coalición no deberíamos inmiscuirnos, otra cosa es si votaríamos a favor. Lo que está claro es que un gobierno PP-Cs condenaría a León a la más absoluta de las miserias, sería un drama total.

-Hablaba en el ámbito municipal de Ponferrada y Villaquilambre, donde cogobernarán con el PSOE. ¿Es el papel que tiene que jugar Podemos? ¿Podrán desarrollar su programa?

-Con los malos resultados es muy importante que Podemos vaya a cogobernar en estos dos ayuntamientos, seremos un actor clave y el motor del cambio. La ciudadanía va a percibir que cuando Podemos gobierna, viven mejor.

«es muy importante que Podemos vaya a cogobernar en Ponferrada y Villaquilambre porque la ciudadanía va a percibir que cuando Podemos gobierna, viven mejor»

«es muy importante que Podemos vaya a cogobernar en Ponferrada y Villaquilambre porque la ciudadanía va a percibir que cuando Podemos gobierna, viven mejor» gobiernos de coalición

-En el caso del Ayuntamiento de León, donde han pasado de dos a un solo concejal, ¿cuál es la lectura? ¿Cómo sigue los últimos acontecimientos del Consistorio?

-Lamento la decisión del Señor Silván de judicializar la Alcaldía de León, porque está clarísimo que ese concejal es del PSOE. Es lamentable que el PP litigue por Vox para arañar concejalías. En Léon capital sufrimos el retroceso electoral que tenemos que analizar, el papel de nuestro concejal ha sido muy importante y veremos qué pasa en las próximas semanas. Podemos ser importantes en el devenir de la ciudad, siempre es bueno que Podemos tenga opciones no sé si de estar en el gobierno pero sí de ser decisivo.

-A nivel nacional adquiere esa responsabilidad en el ámbito de la España Vaciada. ¿Cuál va a ser su trabajo?

-Es una responsabilidad y también un orgullo porque creo que uno de los desafíos y retos que afronta el país es este. Las medidas son absolutamente transversales, para repoblar hay que generar empleo de calidad, fortalecer los servicios públicos, impulsar la vivienda de alquiler, mejorar las infraestructuras, propiciar la llegada de internet de banda ancha… Son medidas transversales y este país tiene un potencial enorme que se ha desaprovechado constantemente, queremos poner a la España Vaciada en el centro de la agenda política.