Río Selmo en Friera.

Confederación Miño-Sil aumenta hasta los 414.000 euros su aportación a las obras para proteger Friera de las avenidas del río Selmo

El organismo regulador de cuenca desembolsará este año cerca de 360.000 euros para el desarrollo de los trabajos

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (Chms) incrementó hasta los 413.855 euros su aportación para las obras de acondicionamiento de márgenes del río Selmo a su paso por la localidad de Friera, en el municipio berciano de Sobrado. De acuerdo con la nueva previsión de anualidades, publicada en la edición de este miércoles del Boletín Oficial del Estado, el organismo regulador de cuenca desembolsará este año cerca de 360.000 euros para el desarrollo de los trabajos.

Esta cantidad se sumará a los 10.000 euros destinados en 2018 a la redacción del proyecto y a los 44.000 que se invirtieron el año pasado. De este modo, el coste total de la obra se situará cercano a los 414.000 euros, frente a los 287.000 euros presupuestados para la actuación. Este aumento del importe del convenio firmado en 2018 con el Ayuntamiento de Sobrado pretende garantizar la financiación para la ejecución de las obras a lo largo de este ejercicio.

Al respecto, cabe recordar que este proyecto para proteger la población ante el riesgo de inundación por una avenida extraordinaria del río dio sus primeros pasos en el año 1999, aunque los retrasos en la tramitación dieron al traste con la iniciativa. En 2018, el Consistorio y el organismo de cuenca retomaron la idea, con la previsión de invertir 392.000 euros, un presupuesto que se rebajó a 287.000 euros cuando la Diputación de León denegó el permiso para la ampliación de la capacidad hidráulica de un puente de su competencia, mediante la apertura de dos nuevos ojos.

Tras los diferentes reajustes de las anualidades inicialmente establecidas y las sucesivas ampliaciones del plazo de ejecución, la última prórroga establece que las actuaciones deberán entregarse antes del 31 de diciembre de 2024. Sobre el terreno, las obras se desarrollarán a lo largo del tramo del río que discurre por la zona urbana de la localidad.

En este tramo, se construirá una red soterrada de saneamiento para canalizar los vertidos existentes hacia la estación depuradora de aguas residuales (Edar). Además, se adecuarán sendas fluviales en ambas márgenes del río, mediante trabajos de limpieza, tala, desbroce y acondicionamiento. Cada uno de estos recorridos tendrá unas dimensiones de unos 300 metros de longitud, entre los dos puentes existentes en el tramo urbano de la localidad.