Vendimia en El Bierzo. / César Sánchez

La DO Bierzo cierra su primera semana de vendimia con las bodegas «a pleno rendimiento»

El Consejo Regulador asegura que pese al daño de la granizada de agosto «la uva está muy sana y va a dar vinos de muy buena calidad» con unas previsiones que apuntan a los 10 millones de kilos

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La vendimia en la Denominación de Origen Bierzo cierra su primera semana de trabajos con la incorporación de la totalidad de las bodegas adscritas al proceso de recolección. «Desde la semana pasada ya hay bodegas que han empezado y poco a poco se han incorporado cada vez más y este fin de semana estarán todas a pleno rendimiento», explicó el presidente del Consejo Regulador, Avelino Pérez.

Ya en el campo, los productores están comprobando que el estado de la uva «es bueno», reconoce el presidente de los vinos de calidad del Bierzo, a excepción de los daños que provocó la granizada de agosto. «La uva es buena, menos por los problemas que provocó el granizo por lo demás las condiciones sanitarias son muy buenas y sí es verdad que está pequeña, que está muy concentrada por la escasez de lluvias que tuvimos durante el verano». «En general la uva está en muy buenas condiciones, muy sana», subrayó.

Así las cosas, los viticultores bercianos tienen un ojo puesto en el viñedo y otro en el cielo a fin de que la climatología, que asustó a los productores con la granizada de agosto, no sea especialmente rigurosa y permita afrontar una vendimia sin sobresaltos. Cabe recordar que el pedrisco provocó daños en los viñedos de la DO Bierzo situados en Arganza, Quilós (Cacabelos) y Magaz de Arriba (Arganza) y Magaz de Abajo (Camponaraya).

Las labores de vendimia en la DO Bierzo se prolongará en torno a un mes, concretamente hasta finales de septiembre. Los viñedos del municipio de Villafranca del Bierzo han sido los primeros en unirse a las tareas de recolección de la uva mientras que los pertenecientes a la zona de Ponferrada cerrarán el proceso. «La maduración normalmente entre Villafranca y Ponferrada suelen ser quince o veinte días de diferencia con lo que eso será lo que dure la vendimia», explicó Pérez.

El presidente del Consejo Regulador insiste en que las previsiones de la campaña son buenas y apuntan a la recogida de 10 millones de kilos de uva. «Esperemos que la climatología nos respete y más o menos estaremos en torno a los kilos del año pasado, con uva muy sana que van a dar vinos de muy buena calidad», concluyó.