Miembros de Bierzo Aire Limpio durante un acto.

Bierzo Aire Limpio concede la beca de investigación sobre ecologismo berciano a la comunicadora Olga Arias

Será la encargada de recopilar la memoria y crear un fondo y un repositorio documental

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La asociación Bierzo Aire Limpio concedió a la comunicadora Olga Arias la beca de investigación para estudiar la historia del ecologismo en la comarca berciana y para crear y compartir un repositorio de demandas, reclamaciones, querellas y otros modelos de trabajo que puedan ser de utilidad a otros colectivos contra cementeras, incineradoras, eólicas o mineras, entre otras.

Al proceso de selección, convocado públicamente en julio pasado, concurrieron varias candidaturas entre las que la Junta Directiva seleccionó, por unanimidad, la de Arias, «por su brillante currículum y en base a la muestra de escritura aportada, que acredita un buen criterio y conocimiento previo del objeto de investigación».

El colectivo explicó, a través de un comunicado, que el trabajo de investigación consistirá en dos tareas: recopilar y catalogar toda la documentación histórica de BAL en el período 2008-2022 (textos, documentos, fotos, pegatinas, audios, videos, etc.), ordenarla siguiendo criterios cronológico y temático; y completar su digitalización. Y, en segundo lugar, redactar un libro de historia y memoria de BAL, y en sentido amplio de todo el ecologismo berciano, que ponga en perspectiva histórica, y en su contexto comarcal, español y mundial, las luchas realizadas en dicho período, y que será publicado en 2023, junto con un amplio repositorio documental, como herramienta de difusión y concienciación. La beca está dotada con 2.000 euros que serán sufragados íntegramente con la venta de las publicaciones previstas.

«El ecologismo berciano ha realizado una intensa y valiosa tarea durante más de veinte años, actuando, concienciando y movilizando a la sociedad berciana ante muy graves agresiones al medio y a la salud de la comarca y de las personas que la habitamos. Poner en valor esta tarea y conservar la historia y la memoria del trabajo realizado -que continúa activo- es un deber de reconocimiento a las personas y colectivos que lo han hecho posible y una significativa contribución al estudio y conocimiento del movimiento ecologista español y mundial», concluyó la ong.