El escritor lacianiego Alberto González Llamas presenta su libro 'Los días del carbón más brillante'. / Ical

Alberto González Llamas rescata las leyendas mineras en el libro 'Los días del carbón más brillante'

Los 62 relatos que lo componen se ambientan en las cuencas de Laciana, Fabero o el Bierzo Alto

ICAL Ponferrada

El escritor lacianiego Alberto González Llamas recopila en su libro 'Los días del carbón más brillante' un conjunto de historias, relatos y leyendas de los pueblos de las cuencas mineras de Laciana, Fabero o el Bierzo Alto. A caballo entre la realidad y la ficción, los 62 relatos que componen la obra recuperan algunos acontecimientos históricos como las huelgas mineras de 1962 o la Marcha Negra celebrada 30 años más tarde.

En ese sentido, los personajes que pueblan las casi 300 páginas del volumen son miembros de las clases populares presentes en cualquier poblado o barrio minero. Las tragedias, mitos y supersticiones ligados al trabajo en la mina también habitan en un libro que los ecos de la infancia del autor resuenan con la llegada al pueblo de un espectáculo circense. González Llamas también presenta a otros protagonistas de la intrahistoria de las cuencas, como 'Quinielas', el mago Kaniska o la mula Lucera, a cuya existencia dedica uno de los relatos.

Editado por Piélago del Moro, el libro cuenta con un prólogo a cargo del Premio Nacional de las Letras Españolas 2020, Luis Mateo Díez, para quien los relatos de González Llamas son muestra de «una suerte de compromiso personal» con la mina, los mineros y los recuerdos de una infancia ligada a esta actividad, con las que el autor «deja un testimonio literario de enorme belleza».

Hijo y nieto de mineros, Alberto González Llamas nació en 1959 en la localidad de Villaseca de Laciana y desde adolescente trabajó en las minas de carbón de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP), donde trabó relación con los veteranos sindicalistas que conformaron la primera célula estable de lo que más tarde sería el sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Esto contribuyó a que tomara parte en cometidos de representación laboral y sindical, con los que tuvo ocasión de conocer con mayor amplitud la geografía minera de la provincia.

En el terreno literario, el lacianiego es autor del trabajo 'Toponimia de Villaseca de Laciana', premiado por el Club Xeitu y reeditado en 2020. A lo largo de su trayectoria como escritor, González Llamas participó en el Concurso de Microrrelatos Mineros Manuel Nevado y tomó parte en las antologías 'Memorias del jardín' y 'Calechos de Babia y Luna'.