La AECC acusa a la Junta de agravio comparativo tras implantar Radioterapia en Ávila y olvidarse del Bierzo

Serafín de Abajo y Dámaso Luna, este jueves en rueda prensa. / I. Santos

Serafín de Abajo recuerda la población de Ponferrada es superior a la abulense, que el área de influencia del hospital berciana es de 140.000 personas y advierte de desplazamientos de más de siete horas para darse el tratamiento en León capital

A. CUBILLASLeón

Sin ocultar su malestar y profundamente crítico con la consejería de Sanidad, Serafín de Abajo, presidente provincial de la Asociación Española contra el Cáncer ha exigido la implantación urgente del servicio de Radioterapia en el Hospital de El Bierzo.

Un reclamación histórica pero que ahora llega con más contundencia y fuerza que nunca tras conocer la decisión de Sanidad de dotar al Hospital de Ávila de este servicio cuando hay razones más que suficientes para justificar la implantación del servicio en el área de salud berciana.

En primer lugar, atendiendo a criterios poblacionales, Ponferrada, con 66.000 habitantes, supera en más de 8.000 la población de Ávila y el área de salud de influencia engloba a 140.000 personas.

En segunda lugar, atendiendo a criterios geográficos. Ávila y Salamanca están separadas por 100 kilómetros, la misma distancia que existe entre León y Ponferrada y que, por tanto, justifica la implantación del servicio de Radioterapia. Más aún, remarcó, si se pone el foco en pacientes de zonas tan distantes como La Cabrera o Ancares.

«Hay pacientes que en los traslados ocupan siete horas y media cada día», remarcó De Abajo, que insistió que si hay razones para ponerlo en Ávila, «hay más para ponerlo en El Bierzo».

En más, el responsable de AECC León ha recordado además otros ejemplos próximos. Es el caso de Zamora, que con 62.000 habitantes y a 60 kilómetros de Salamanca, ya dispone de Radioterapia.

Agravio comparativo

Una reclamación justa que, de no atenderse, según denunciaron, sería un claro agravio comparativo por parte del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, que, ante esta reclamación y por el momento, guarda silencio.

«He llamado al consejero hace dos días y me trasladaron desde la Consejería que me iban a llamar pero aún sigo a la espera de esa reunión para que nos den una explicación o nos pongan encima de la mesa una compromiso porque hay razones suficientes», remarcó De Abajo, que estuvo acompañado por Dámaso Luna, al frente de AECC en Ponferrada.

Una reclamación que Serafín De Abajo ha hecho extensible a Soria, Palencia y Segovia, las otras tres capitales que carecen de este servicio, pero incidiendo en la urgente necesidad de su implantación en El Bierzo, donde de media anual es medio millar de pacientes -hasta la fecha 437 pacientes- que se ven obligados a trasladarse hasta la capital para seguir al frente de la dura batalla contra el cáncer.

Contenido Patrocinado

Fotos