La DO activa el protocolo de medidas para luchar contra la plaga de conejos que ataca de nuevo los viñedos del Bierzo

Una de las madrigueras de conejos en una finca en la localidad de Narayola./CÉSAR SÁNCHEZ
Una de las madrigueras de conejos en una finca en la localidad de Narayola. / CÉSAR SÁNCHEZ

El Consejo Regulador insta a Junta, Diputación y ayuntamientos a que acometan labores de limpieza de carreteras y caminos y solicita a los cotos que activen la caza para frenar los daños

CARMEN RAMOS Ponferrada

La conejos vuelve a atacar las viñas del Bierzo. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo ha activado el protocolo por el que insta a la Junta, a la Diputación y a los ayuntamientos a que pongan en marcha las medidas que permiten hacer frente a una plaga que ataca los viñedos del Bierzo en este caso «no más que otros años» pero que ya se ha convertido en endémica en la comarca, según reconoció este martes la presidenta de la DO, Misericordia Bello.

«La situación de los conejos es la misma siempre, El Bierzo es una zona endémica en la que algunos años hay más y otros menos pero por parte del Consejo ya se han puesto en marcha los protocolos», explicó Bello. La responsable de la Denominación de Origen señala que la plaga está afectando por igual a diferentes zonas del Bierzo aunque los primeros daños se han comenzado a notar de forma especial en el Bierzo Central, en los municipios de Cacabelos y Villafranca del Bierzo.

Desde el Consejo Regulador se ha hecho un llamamiento, por un lado, a los cotos de la comarca para que soliciten el permiso correspondiente y salgan a cazar dado que la Junta mantiene abierta la veda todo el año. Por otro lado, ha solicitado ya a la Junta y a la Diputación para que acomentan labores de limpieza de las carreteras de su titularidad.

Más información

El llamamiento de la DO se ha dirigido también hacia los propios ayuntamientos a fin de que lleven a cabo el adecentamiento de los caminos porque «hay municipios en los que están limpios pero hay otros que no tanto», indicó Bello.

El Consejo no olvida tampoco la necesidad de que se impliquen en esta tarea los propios ciudadanos, principalmente aquellos que tengan parcelas en estado de abandono «porque en ellas es donde crían muy a gusto los conejos, hacen zarzales y no entra su depredador natural», señaló la presidente de la Denominación de Origen, que resalta, no obstante, el repunte experimentado en el número de depredadores naturales «porque estamos viendo muchos conejos muertos por las rapaces», apuntó.

Para Misericordia Bello se trata de una plaga «que tenemos que convivir con ella como con el mildiu pero cada año intentando atajarla con todos los medios que tenemos».

La historia se repite de nuevo después de que el pasado año la plaga de conejos causara estragos en los viñedos y las plantaciones de frutales del Bierzo. Los agricultores se manifestaron incluso en Ponferrada, respaldados por la organización agraria Asaja, para solicitar a la Junta la declaración de plaga en el campo berciano.