18 voluntarios de la EOI pondrán en práctica sus conocimientos en idiomas con turistas y peregrinos

Dos de los voluntarios acompañan a la directora de la EOI y a la edil de Cultura en la presentación del acuerdo de colaboración./E.Jiménez
Dos de los voluntarios acompañan a la directora de la EOI y a la edil de Cultura en la presentación del acuerdo de colaboración. / E.Jiménez

Estarán en diferentes puntos de la ciudad desde el 27 de junio al 30 de septiembre informando en alemán, francés, gallego, inglés y portugués sobre los servicios que ofrece la ciudad, así como de la oferta cultural y patrimonial

E.JIMÉNEZPonferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada y la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) ponen en marcha por tercer año consecutivo una iniciativa en la que, en esta ocasión, un total de 18 voluntarios pondrán en práctica los conocimientos en idiomas que han aprendido durante el curso con los turistas y los peregrinos que vienen a la capital berciana durante la época estival.

Según explicó la concejal de Cultura y Turismo, Maria Antonia Gancedo, ofrecerán información en todos los idiomas que se imparten en la EOI -alemán, francés, gallego, inglés y portugués- sobre los diferentes servicios de la ciudad y también sobre la oferta cultural y patrimonial de Ponferrada.

Los voluntarios estarán ubicados en el tramo del Camino de Santiago entre la capital berciana y Molinaseca, en el Puente Boeza, en las estaciones de tren y autobuses, en el casco antiguo, en el paseo del río Sil y en la puerta del Castillo de los Templarios, que es el lugar donde más visitantes acuden. La colaboración entre las dos instituciones comienza mañana por el inicio de los actos de la Noche Templaria.

Este convenio contó en el año 2016 con 24 voluntarios, que atendieron unas 2.000 consultas, las mismas que en 2017. Además, en ese año y en el presente se amplió a la Semana Santa, periodo en el que los voluntarios atendieron 200 demandas cada uno de los años.

La directora de la Escuela Oficial de Idiomas, Concepción Vega, destacó la oportunidad que representa este acuerdo para sus estudiantes, puesto que «para ellos es una motivación y pueden practicar el idioma que han aprendido». Además, es, a su juicio, «una puerta abierta a las relaciones humanas» y «para la ciudad es estupendo tener esta puerta abierta para el turista».

De los 18 voluntarios, 16 son mujeres y alguno de ellos menores de edad, por lo que irán acompañados en todo momento.

 

Fotos