«¡Viva Ponferrada!¡Vivan las fiestas de la Encina!»

El periodista Pablo Morán apela en su pregón de las fiestas a oír con atención «las lecciones de nuestros mayores» para «preservar el futuro de esta tierra privilegiada»

El periodista Pablo Morán y el alcalde de Ponferrada durante el pregón./E.Jiménez
El periodista Pablo Morán y el alcalde de Ponferrada durante el pregón. / E.Jiménez
E.JIMÉNEZPonferrada

El periodista de la Cadena SER, el berciano Pablo Morán, ha sido el encargado de dar el pregón de las fiestas de la Encina de este 2019. Un pregón con el que ha querido podido saldar «una deuda pendiente» de agradecimiento con sus paisanos porque fueron sus respuestas «sinceras, espontáneas y socarronas» a sus preguntas en Radio Bierzo las que lo llevaron a Madrid.

Como un «emigrante berciano más», Morán recordó ese «pequeño desgarro personal cada vez que toca irse», dejando atrás lugares como el poblado de la MSP, Camino de Santiago, la Plaza de Lazúrtegui, Avenida de la Puebla, General Vives, el Plantío o el antiguo hospital en el que nací». Así, después de 20 años fuera sigue llevando «el Bierzo por bandera». «Recién llegado a Madrid me costaba que la gente entendiera que «Tenía que marchar». «Tendrás que irte», me decían... y yo obstinado contestaba «Claro. Marcho porque tengo que marchar»», señaló el pregonero.

Y es que para Pablo Morán ser berciano «es una forma de vida que, al menos a mí, me ha resultado muy útil en mi carrera. Es un ejemplo de tenacidad, constancia y trabajo duro e incansable para salir adelante». Un ejemplo que ha visto «muy de cerca» en sus padres pero que también imaginaba de pequeño cuando sonaba la bocina de la MSP. «Recuerdo que a veces, al escucharla, pensaba lo duro que era el trabajo en la mina y que, al fin y al cabo, nada de lo que tenía por delante era tan duro como eso», añadió Morán, para el que el Bierzo es una tierra «ejemplar, solidaria, acogedora, tolerante con el diferente, fértil y agradecida que nos devuelve nuestro amor hacia ella con ricos manjares».

Y aunque el contexto actual para «empezar a escribir el futuro no es sencillo, tenemos experiencia, garra e ingenio para salir de esta». Por ello, considera que se deben aprovechar estas fiestas de la Encina para pensar en lo que cada uno podemos aportar «en ese gran reto y para aprender de nuestro pasado». «Solo escuchando se aprende, solo oyendo con atención las lecciones de nuestros mayores sabremos preservar el futuro de esta tierra privilegiada. Hagámoslo», aseguró.

Y con un «¡Viva Ponferrada!, ¡Viva el Bierzo!, ¡Vivan las fiestas de la Encina!» concluyó Pablo Morán su pregón en el balcón del Ayuntamiento, donde estuvo acompañado por la corporación municipal y por cientos de ponferradinos y bercianos que no quisieron perderse el inicio oficial de las fiestas de la Encina.