Los vigilantes del monte

Una veintena de efectivos vigilarán todos los días hasta el 5 de septiembre los montes Castro y Pajariel de la capital berciana con el objetivo de evitar los incendios forestales

Imagen de un incendio en el monte Pajariel en septiembre de 2017./César Sánchez
Imagen de un incendio en el monte Pajariel en septiembre de 2017. / César Sánchez
E.JIMÉNEZPonferrada

Una veintena de efectivos de la Junta de Castilla y León, de las policías Municipal y Nacional, de Protección Civil y Cruz Roja, además de ciudadanos voluntarios, vigilarán desde el 1 de julio y hasta el 5 de septiembre los montes Castro y Pajariel con el objetivo de evitar los incendios forestales.

Así lo aseguró este miércoles el concejal de Régimen Interior, Seguridad, Protección Civil, Transporte, Movilidad, Nuevas Tecnologías y Urbanismo, Ricardo Miranda, quien señaló durante la presentación del plan para este verano que el año pasado se hicieron un total de 250 horas de vigilancia durante 62 días y el dispositivo evitó dos incendios forestales.

Por su parte, el intendente de la Policía Municipal, Arturo Pereira, destacó la implicación ciudadana a la hora de avisar de posibles fuegos y como esta, junto con la labor de los agentes locales, fue determinante para capturar el año pasado a un pirómano, que fue «detenido con pruebas, juzgado e ingresó en prisión».

Por otro lado, también se presentó el 'plan de vigilancia en el Camino de Santiago', que se desarrollará en las mismas fechas que el anterior y con la participación de efectivos de la Policía Municipal, Protección Civil y Cruz Roja, que ofrecerán servicios de prevención, seguridad y sanidad a los peregrinos que lleguen al municipio de Ponferrada. Según explicó el edil, el año pasado se realizaron un total de 17 intervenciones, por lesiones, altercados, solicitud de información o pérdida de objetos.

Imagen de la presentación de los planes de vigilancia estivales.
Imagen de la presentación de los planes de vigilancia estivales.

En cuanto al 'plan de protección de viviendas vacías' Ricardo Miranda señaló que se trata de una iniciativa que pretende que los vecinos de la capital berciana puedan disfrutar de las vacaciones con tranquilidad. De este modo, agentes de la Policía Municipal harán rondas diarias por las viviendas de todas aquellas personas que se inscriban y cada día mandarán a sus propietarios un SMS explicando la situación en la que se encuentra su casa. En el verano del 2017 se inscribieron 30 viviendas y se realizaron 1.847 visitas policiales.

El último plan presentado este miércoles fue el 'integral de seguridad' mediante el cual se aumentará la vigilancia policial por las calles del municipio. Estará vigente hasta el 31 de agosto e incluirá controles estáticos y dinámicos por parte de los agentes, así como un refuerzo de la seguridad en zonas clave como las estaciones de tren y autobús, el centro comercial o las áreas de ocio. Aún así, el Intendente de la Policía aseguró que los índices de delincuencia no crecen en la época estival pero sí que es necesario reforzar la seguridad puesto que «la ciudad pierde población, pasa menos tiempo en casa».

Por otro lado, tanto Arturo Pereira como Ricardo Miranda aseguraron que en el barrio de Flores del Sil, donde los vecinos han denunciado un aumento de la delincuencia en los últimos meses, han señalado que el barrio está «dentro de los niveles normales de criminalidad, muy por debajo de la media nacional», igual que el resto de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos