UNA VIDA DEDICADA A PONFERRADA

La alcaldesa de Ponferrada entrega las medallas de reconocimiento a los 19 funcionarios del Ayuntamiento que se jubilaron en 2018 y 2019 y a título póstumo a dos trabajadores fallecidos

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a los funcionarios del Ayuntamiento que se jubilaron en 2018 y 2019./
La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a los funcionarios del Ayuntamiento que se jubilaron en 2018 y 2019.
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada tributó hoy su homenaje a los funcionarios y empleados municipales jubilados en 2018 y 2019. La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, presidió una celebración que se abrió con una misa en la Basílica de la Encina, que estuvo presidida por el rector, Antolín de Cela.

Los actos se desplazaron a continuación al Ayuntamiento donde tuvo lugar la imposición de medallas a los trabajadores que este año se despiden de su vida activa en el Consistorio. Se trata de un total de 19 jubilados, 11 en 2018 y 8 en 2019.

Del personal retirado el pasado año recibieron su reconocimiento Vicente Bodelón, encargado del cementerio municipal; los bomberos Fabio Morán, Alfredo Pérez, Aurelio Arias, Jesús Marqués, Evangelino Alonso y Daniel López; los policías locales José Osorio y José Luis Carballo; la asistente social Victoria Rodríguez-Puyme; y Joaquín Blanco, oficial de oficios y medio ambiente.

Merayo también impuso medallas a los jubilados en 2019: los policías locales Ana María Rubio del Río, Eladio Escudero, José Álvarez, José Barredo, María José Rodríguez, Manuel Félix García y Rosario Fernández; y al bombero Manuel Reguera.

El acto de homenaje vivió uno de sus momentos más emotivos con el reconocimiento a título póstumo a los funcionarios fallecidos el año pasado, Julio Ruíz, lacero, y José Luis Moldes, oficial de oficios.