Imagen de 'As Bestas', la película rodada en El Bierzo y Galicia y que ahora llega a las candidaturas a los Óscar.

El último deseo de 'Pepiño': beber sidra y recomendar 'As Bestas' el día que acaricia los Óscar

José Manuel Fernández Blanco, que participó en el rodaje de 'As Bestas' en El Bierzo, deja un singular mensaje en su esquela: «Por expreso deseo del finado, no se ha realizado ningún tipo de acto. Pero sidra asgaya y que disfrutéis del estreno de la película As Bestas»

Leonoticias
LEONOTICIAS Ponferrada

«Por expreso deseo del finado, no se ha realizado ningún tipo de acto. Pero sidra asgaya y que disfrutéis del estreno de la película As Bestas».

Ese singular mensaje acompañaba a José Manuel Fernández Blanco en su esquela. José Manuel, que falleció en Ponferrada a los 66 años y fue incinerado este jueves en la localidad asturiana de Cabueñes, fue claro en los deseos previos a su deceso.

La encomienda, al pie de la letra

Ni un acto, ni un reconocimiento, nada. Y su familia ha cumplido con la encomienda: nada más allá del mensaje que le acompaña a la esquela.

Pero su deseo de anonimato se ha visto alterado por una situación que él nunca llegó a conocer: la película en la que había participado (su nombre se asocia en los créditos al del personaje Pepiño) era nominada a las candidaturas a los Óscar en la misma jornada en la que sus cenizas se entrecruzaban con el viento.

A los Óscar

Fue precisamente este jueves cuando 'Alcarràs', de Carla Simón, 'As bestas', de Rodrigo Sorogoyen y 'Cinco lobitos', de Alauda Ruiz de Azúa, se designaron como las tres películas que optarán a representar a España en la próxima edición de los Oscar, la número 95, en la categoría de Mejor Película Internacional.

Una película en El Bierzo

'As bestas' se desarrolla en mitad de la montaña del Bierzo, en Quintela de Barjas, una aldea en la que normalmente solo hay un habitante y en la que no se encuentran más de diez casas en pie, aunque el rodaje alcanza a la vecina Galicia.

La película, en todo caso, también servirá de homenaje y recuerdo José Manuel Fernández Blanco. Eso sí, desde la más absoluta discrección.