UN «TROCITO» DE PAZ

La alcaldesa de Ponferrada recibe en el Ayuntamiento a los 16 niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones en paz' que les permite disfrutar del verano con familias de acogida de la comarca lejos de la dureza de los campos de refugiados

La alcaldesa de Ponferrada y la concejala de Cultura recibieron a los niños saharauis en el Ayuntamiento. /Carmen Ramos
La alcaldesa de Ponferrada y la concejala de Cultura recibieron a los niños saharauis en el Ayuntamiento. / Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

«Hay vida más allá del desierto». Este fue el mensaje lanzado hoy por la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, durante el acto de recepción en el salón de sesiones del Ayuntamiento de los 16 niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones en Paz'. Una oportunidad que les permite disfrutar del verano con familias de acogida de la comarca alejados de la dura realidad de los campos de refugiados donde sólo tienen «por encima el cielo y por debajo la arena».

Merayo se mostró especialmente ilusionada por la visita de los chavales que se engloba dentro de la colaboración del Ayuntamiento con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en El Bierzo. «Nos hace mucha ilusión que estén aquí, porque es bueno para ellos que vean la institución de cerca y que sepan que es su casa también», indicó. Así mismo, hizo un «guiño de apoyo» a las familias de acogida porque «es muy importante la labor que hacen desde hace muchos años ya porque con su esfuerzo y su generosidad son capaces de darles un trocito de paz y de bienestar a estos niños que durante todo el año viven en unas condiciones muy duras».

Para la regidora municipal «este intercambio cultural es bueno para todos, e incluso también para nosotros, ya que les permite ver otras culturas e interactuar» lo que les abre nuevas miras y también puertas dado que muchos de ellos terminan realizando sus estudios en España. «Se les da una oportunidad de progresar», subrayó.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en el Bierzo, Carmen Franco, destacó el apoyo del Ayuntamiento, algo que entiende como fundamental a la hora de seguir adelante con este programa y en el que las familias se implican haciéndose cargo de la manutención y el cuidado de los niños. En este sentido, no dudó en lanzar precisamente una llamada para conseguir que más personas se hagan acogedoras. Además, destacó la importancia de esta iniciativa para los chavales «porque allí van mucho más atrasados que aquí» y estos campamentos «les permite a ellos un intercambio cultural y a nosotros también nos viene muy bien porque aprendemos muchísimos de ellos».

Los chavales que llegaron al Bierzo el 4 de julio permanecerán en la comarca hasta el próximo día 4 de septiembre. Sin dudad, dos meses llenos de ilusión, de vivencias y de esperanza.

 

Fotos