El tirón de la Ciudad Mágica

Cientos de personas pasan cada día desde el pasado sábado por las diferentes actividades de Cima en el parque del Temple, todo un reclamo para la ciudad en la antesala de las fiestas de la Encina

Imagen de Cima 2018./E.Jiménez
Imagen de Cima 2018. / E.Jiménez
E.JIMÉNEZPonferrada

El 1 de septiembre es una de las fechas marcadas en el calendario de cientos de niños ponferradinos y bercianos. Es el día en que la Ciudad Mágica de Cima abre sus puertas y con ella seis días de absoluta diversión que hacen las delicias de los más pequeños y de los ya no tan pequeños, y es que cada año más de medio millar de adolescentes esperan ser elegidos como monitores para los diferentes talleres.

Artesanía, dibujo y pintura, camas elásticas, malabares, videojuegos, la gran aventura, el locotren, paintball, robótica o rugby son algunas de las actividades que los niños pueden escoger desde el pasado sábado y hasta el jueves en horario de mañana y tarde. Un total de 39 talleres que, además, cuentan con otros cinco de apoyo, como son el de Información, Cima Integra -orientación y apoyo para facilitar la participación de niños con necesidades especiales-, Hospitalillo -primeros auxilios-, bar y coordinación.

Con todo ello, Cima se convierte cada año en un auténtico reclamo, que sirve como cita previa a la celebración de las fiestas patronales de la capital berciana, las fiestas de la Encina, que tendrán el día 5 su arranque oficial con el pregón en la Plaza del Ayuntamiento a cargo del director de la planta de LM Wind Power en Ponferrada, Francisco Luis Vega.

Contenido Patrocinado

Fotos