Ramón se reunirá con vecinos y comerciantes de Gómez Núñez para buscar una solución a la eliminación de plazas de aparcamiento

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón./Carmen Ramos
El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón. / Carmen Ramos

El alcalde de Ponferrada defiende el talante «dialogante» del equipo de gobierno y muestra su «sorpresa» porque la denuncia del colectivo y la campaña de recogida de firmas coincida con el día que se anuncia el inicio de las obras de remodelación

CARMEN RAMOSPonferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, se reunirá con vecinos y comerciantes de la calle Gómez Núñez para buscar una solución a la supresión de aparcamientos contemplado en el proyecto de remodelación del vial, según anunció este lunes. El regidor mostró su «sorpresa» por las quejas del colectivo que ha mostrado su oposición a la limitación del tráfico y a la eliminación de algunas plazas de estacionamiento en dicho vial como consecuencia de las obras de remodelación que comenzarán en un corto espacio de tiempo. Una denuncia que avalan con la recogida de 1.732 firmas.

Ramón reconoce que se trata de una «polémica de momento sólo mediática» dado que únicamente ha tenido conocimiento de ella a través de los medios de comunicación y mostró su extrañeza teniendo en cuenta que «este equipo de gobierno recibe a todos los colectivos con mucha rapidez, además, para que nos trasladen cualquier tipo de problema y no teníamos pendiente ningún acto para oir a los colectivos» máxime «sabiendo que esta actuación se iba a hacer desde hace más de un año», indicó.

Para el primer edil resulta especialmente curioso el hecho de que el día que se anuncia que se van a iniciar las actuaciones se produzca la denuncia de comerciantes propietarios y vecinos de la calle Gómez Núñez en los medios de comunicación. Reconoce, no obstante, que sí que tenía convocada una reunión con algunos comerciantes del vial que se iba a celebrar este jueves pero desconoce si son los mismos que respaldan ese listado de firmas, que asegura que «todavía no se han presentado en el Ayuntamiento».

Al margen de polémicas, el alcalde de la capital berciana defiende el talante «dialogante, transparente y participativo» del equipo de gobierno. Recuerda que se trata de una actuación proyectada por el anterior equipo de gobierno del PP e insistió en la línea de las ciudades amables que el PSOE defiende, «donde los coches no han de ser los únicos protagonistas sino también el peatón», explicó.

Dispuesto a abordar otras opciones

Olegario Ramón entiende que el principal problema que pueda plantearse en el proyecto puede estar relacionado con la eliminación de las plazas de aparcamiento y se mostró dispuesto a estudiar «otras opciones». Una de ellas, según adelantó, pasaría por cambiar una parte de aparcamientos de zona azul a zona naranja. Por ello apela al diálogo del Ayuntamiento con los comerciantes y el propio parking «para mirar condiciones especiales, en fin, buscar soluciones». Por ello asegura que lo ideal hubiera sido «buscarlas antes de iniciar la obra» que ya está adjudicada «en un momento en el que todo el mundo conocía y en el que el margen de maniobra es bastante escaso». El regidor municiopal considera que «si esa reunión se hubiera producido hace tres meses, al inicio del mandato, todavía tendríamos un poco más de margen de maniobra».

A pesar de todo, el regidor ponferradino mantiene la puerta abierta al diálogo e insiste en la necesidad de encontrar una solución al problema. «Somos dialogantes, hablaremos con la gente, veremos la opción de buscar solución o al menos paliar los problemas que nos trasladen», concluyó.