Ramón ensalza la labor de las pedanías como «ejemplo de altruismo» y compromete mejoras en telecomunicaciones y accesos

Los pedános y alcaldes de barrio de Ponferrada junto a los miembros de la Corporación municipal, ante el Ayuntamiento./Carmen Ramos
Los pedános y alcaldes de barrio de Ponferrada junto a los miembros de la Corporación municipal, ante el Ayuntamiento. / Carmen Ramos

El concejal de Medio Rural, Iván Alonso, apuesta porque los pueblos «se relancen» / Las juntas vecinales y alcaldías de barrio realizan la ofrenda a la patrona del Bierzo en el día de la Encinina

CARMEN RAMOSPonferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, puso este lunes en valor a las junta vecinales con un reconocimiento a las entidades locales menores y a las alcaldías de barrio coincidiendo con el día de la Encinina al considerar que «son el ejemplo puro del altruismo, de trabajar en beneficio de todos por nada, solo por dolores de cabeza probablemente», indicó.

El concejal de Medio Rural, Iván Alonso, por su parte, destacó el «grandísimo esfuerzo» que realizan las pedanías y las alcaldías de barrio «por ser un parapeto de todos los problemas reales que tienen nuestros pueblos». El edil se mostró especialmente reivindicativo en un día de las fiestas en las que las entidades locales menores ocupan protagonismo por derecho propio y también satisfecho por la postura del primer edil que «desde el primer momento se han interesado por los problemas ya históricos que tienen nuestras juntas vecinales», señaló.

Alonso es consciente de que «a lo largo de este mandato no se podrá dar solución a todo los problemas en el medio rural porque es muchísimo el trabajo» pero sí avanzó que «dentro de las prioridades» se va a intentar avanzar en los problemas relativos a telecomunicaciones, falta de internet, telefonía, accesos por carretera y urbanización de calles. Todo ello «con el fin de que se relancen y de que contribuyan también ese medio rural a aportar su granito de arena en materia turística, de promoción de nuestros pueblos y de recuperar su patrimonio y que sea un suma y no un resta la actividad de Ponferrada y del Bierzo».

Los representantes de las pedanías fueron los encargados de recorrer junto a los miembros de la Corporación municipal las calles del casco antiguo para realizar, a continuación la ofrenda a la patrona del Bierzo, la Virgen de la Encina en le presentaron algunos de los productos más emblemáticos de la huerta berciana, entre los que no faltaron los pimientos o las uvas.