El PSOE cree que Merayo usa el TUP como «cortina de humo» para desviar la atención de la Operación Enredadera

El portavoz municipal del PSOE, Olegario Ramón, junto a los ediles, Javier Campos y Carmen Moran, en su comparecencia./
El portavoz municipal del PSOE, Olegario Ramón, junto a los ediles, Javier Campos y Carmen Moran, en su comparecencia.

Exige a la alcaldesa «que dé explicaciones personalmente y no a través de un comunicado de prensa» sobre su aparición en el sumario de la investigación policial

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Ponferrada considera que el anuncio sobre la posible municipalización del servicio de Transporte Urbano de Ponferrada puede responder al intento del equipo de gobierno del PP de desviar la atención sobre la Operación Enredadera en unas grabaciones que «parece que ya tocan al Ayuntamiento».

El portavoz municipal del PSOE, Olegario Ramón, calificó de «súbita» la decisión del gobierno de Merayo de plantear la gestión directa del servicio cuando el TUP se está prestando de una forma alegal desde el año 2012. Una situación que tienen claro que «no beneficia a la ciudad en todo caso al empresario que tiene garantizado el abono del déficit de explotación» fijado en 1,2 millones y que en 2018 se prevé que llegaría a 1,3 millones.

«Esto no lo solucionaron ni el gobierno del PP de Carlos López Riesco, ni el bipartito de Samuel Folgueral, ni tampoco lo ha solucionado el gobierno del PP de Gloria Merayo», señaló Ramón, que entiende que el anuncio de municipalizar ahora el servicio puede ser «una cortina de humo, sacar de la chistera un conejo para tratar de derivar el foco de atención».

Sorprende a la oposición que el 17 de abril de 2017 se produjera una llamada de la alcaldesa para verse con el empresario José Luis Ulibarri, que está en prisión preventiva investigado por esta trama, y en la habla de que ya se han reunido con anterioridad en ese lugar. Los socialistas ponen el foco en las circustancias cambiantes que se han dado en el proceso de la sentencia que anuló la adjudicación del 'macrocontrato' del servicio de la basura a FCC y pide a la alcaldesa que explique «qué ocurrió desde el 17 de abril cuando se produce esa llamada y ya había una propuesta de la mesa de contratación para adjudicar a la empresa Urbaser». Recuerdan que a partir de esa fecha el equipo de gobierno del PP planteó un incidente de ejecución de la sentencia, solicitó un informe externo y cambió la propuesta del concejal responsable del propio equipo de gobierno y finalmente la adjudicación se hizo a la empresa Urbaser.

El PSOE quiere saber «si hubo presiones»

«Creemos que la señora alcaldesa tiene que dar explicaciones pero personalmente y no a través de una nota de prensa sobre las razones por las que se reunió, además, a petición suya y en un sitio recóndito donde nadie les ve», apuntó Olegario Ramón. Los socialistas quieren saber «qué se habló en esa reunión, cuál fue el contenido, si hubo algún tipo de presiones, qué tipo de presiones hubo y si en algún momento se barajó ceder a las presiones». En este sentido, desde el PSOE insisten que en este procedimento «ha habido muchos cambios de opinión por parte del equipo de gobierno».

El portavoz municipal del PSOE recuerda que fue la alcaldesa en una emisora local el 28 de febrero de 2018 la que anunció que el Ayuntamiento desistiría del contrato y se sacaría de nuevo a licitación separando los servicios de recogida de basuras y limpieza viaria , por un lado, y mantenimiento de parques y jardines, por otro.

«Es muy importante que la alcaldesa informe y dé explicaciones de lo sucedido personalmente», recalcó Ramón, máxime cuando entiende que en este momento «está seriamente en entredicho la afirmación de que había gestionado sin incurrir en circunstancias extrañas». «Por ello es necesario que dé explicaciones y explicaciones coherentes», insistió.

Contenido Patrocinado

Fotos