Balance del año

El PSOE culpa al mandato «perdido» de Merayo de convertir a Ponferrada en una ciudad «triste y aletargada»

El portavoz municipal del PSOE, Olegario Ramón, durante su comparecencia./Carmen Ramos
El portavoz municipal del PSOE, Olegario Ramón, durante su comparecencia. / Carmen Ramos

Ramón lamenta que el PP haya convertido a Ponferrada «en referente nacional de la comedia» con una gestión administrativa «que repite errores» y que la ha «envuelto» también en el «mapa de la corrupción» de la Operación Enredadera

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Ponferrada considera que el mandato «perdido» de Gloria Fernández Merayo al frente del consistorio ha derivado, un año más, en una ciudad «triste y aletargada» al no haber conseguido dar solución a problemas tan importantes como los presupuestos municipales, el Transporte Urbano de Ponferrada (TUP), el contrato del servicio de recogida de basuras, limpieza viaria y mantenimiento de jardines o la obra de la senda del río Sil, entre otros.

El portavoz del PSOE, Olegario Ramón, compareció este viernes ante los medios para hacer un balance de 2018 en lo que a gestión municipal se refiere y lamentó que a lo largo de estos últimos doce meses el gobierno municipal del PP haya convertido a Ponferrada en «referente nacional de la comedia en la actuación administrativa de un municipio». En este sentido, llamó la atención expresamente en la 'fake new' difundida por el Ayuntamiento para silenciar la celebración de los goles en la ciudad durante el Mundial de Fútbol. «Hemos hecho el ridículo a nivel nacional a cambio de vender unas cervezas», indicó Ramón, que se mostró especialmente crítico con la «gran irresponsabilidad» cometida por el equipo de gobierno.

Los socialistas lamentan que la ciudad «haya aparecido envuelta este año en el mapa de la corrupción destapada por la Operación Enredadera» con citas de la alcaldesa con el empresario José Luis Ulibarri, principal implicado en la trama, «en secreto y en lugares donde no les veía nadie». Asimismo, recordó que el portavoz de USE, Samuel Folgueral, «utilizaba líneas secretas para comunicar no sabemos qué a dicho empresario» y que el concejal de Movilidad, Ricardo Miranda, «informaba puntualmente y consultaba a la empresa concesionaria del TUP la redacción de los pliegos que tenían que regir la nueva licitación a la que esa concesionaria también optaba». A la vista de la situación, a Ramón le extraña que «no exista una pieza Ponferrada» en el caso.

Desque el PSOE critican que de nuevo en 2018 el equipo de gobierno «haya seguido repitiendo los mismos errores», por ejemplo haciendo coincidir de nuevo la segunda fase de las obras de urbanización de la calle Camino de Santiago con la Navidad debido al «carácter incendiario de la alcaldesa» que encima «riñe a los comerciantes que legitimamente están protestando porque se les está haciendo un grave daño precisamenta en la época en la que se pueden recuperar un poco de la situación dramática que vive el sector».

Un gobierno de «promesas incumplidas»

El PSOE considera que son «numerosas» las «promesas incumplidas» de la gestión «personalista» de Merayo, entre ellas la modificación de la ordenanza del Impuesto de Bienes Inmuebles para rebajar el tipo un 0,02. «Es un compromiso de la alcaldesa que ni siguiera se ha iniciado», señaló Olegario Ramón, que aprovechó su comparecencia para acusar a la primera edil de incumplir hasta «en seis ocasiones» la obligación de celebrar plenos ordinarios, algo que cree que «hurta el derecho democrático de la oposición a controlar al equipo de gobierno».

A pesar de las críticas, desde las filas del GMS no han dudado en tender la mano al equipo de gobierno conformado por el Partido Popular y Coalición por El Bierzo para sacar adelante los «grandes asuntos» que atañen a la ciudad de cara al nuevo año dado que «no queremos estar permanentemente en las trincheras», concluyó Olegario Ramón.

 

Fotos