Un proyecto piloto unirá Ponferrada y el Valle del Silencio con autocares turísticos en verano

Imagen de la presentación del proyecto./Ical
Imagen de la presentación del proyecto. / Ical

La Junta destina 145.000 euros a la rehabilitación de la ermita de Santa Cruz en Montes de Valdueza y a la reforma de una casa que se destinará a alquiler social

D. ÁLVAREZPonferrada

La empresa de transporte Autos Pelines operará durante los meses de agosto y septiembre, a modo de prueba piloto, un novedoso servicio que unirá con autocares turísticos la ciudad de Ponferrada con las localidades de Montes de Valdueza y Peñalba de Santiago, en el Valle del Silencio, gracias al convenio firmado hoy por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y los representantes de la Fundación Hospital de la Reina. Además, la Junta invertirá otros 145.000 euros en la rehabilitación de la ermita de la Santa Cruz y a la reforma de una casa donada en herencia a la Fundación, ambas en Montes. La vivienda se destinará a alquiler social para impulsar la fijación de población en el entorno, avanzó el consejero.

Suárez-Quiñones recordó que la administración autonómica ya ha destinado cerca de 610.000 euros a la zona, a través del proyecto Genadii, que impulsa la «recuperación integral» del valle. Con la firma del protocolo marco, la Junta siente las bases para la rehabilitación de viviendas con uso social. Además, la primera actuación consistirá en la reforma de la casa situada en el número cuatro de la calle la Fuente, unas obras que cuentan con un presupuesto de 30.000 euros.

En la misma línea, la Junta destinará 110.000 euros a la rehabilitación de la ermita de la Santa Cruz, uno de los elementos que conforman el conjunto monástico de Montes de Valdueza, de la que Suárez-Quiñones elogió su «valor histórico y espiritual». Los trabajos tienen el objetivo de revertir el «estado lamentable» en que se encuentra el templo y se ha establecido un plazo de dos años para llevarlos a la práctica. Con estas acciones, la Junta pretende «consolidar la forma de vida de estos pueblos y devolverles las condiciones que hagan posible la vida diaria», explicó el consejero.

Por su parte, la alcaldesa de Ponferrada y presidenta de la Fundación Hospital de la Reina, Gloria Fernández Merayo, coincidió en señalar que el fin último de la iniciativa es «dinamizar la zona desde una vertiente social». «Los territorios sin población se mueren», recalcó la regidora.

Servicio de transporte

En cuanto al nuevo servicio de autocares, Suárez-Quiñones subrayó que el objetivo es «incrementar el turismo de calidad y evitar la masificación». En ese sentido, el consejero avanzó que de cara a 2019, la intención es que el servicio esté activo durante los meses de verano, en Semana Santa y en los puentes señalados

Al respecto, el director gerente de Autos Pelines, Manrique Alonso, señaló que la prueba piloto se pondrá en marcha durante los fines de semana con la posibilidad de ampliarlo en función de la afluencia registrada. «Iremos sumando más vehículos y más días», aseguró. Igualmente, Alonso remarcó que la intención es que el servicio esté «consolidado» en 2019 y se pueda incluir en la oferta que la ciudad lleva a las ferias del sector así como a los paquetes de las oficinas de turismo locales.

Por su parte, la alcaldesa de Ponferrada aprovechó la ocasión para reivindicar ante las autoridades presentes el arreglo de la pista que une las localidades de San Cristóbal de Valdueza y Peñalba de Santiago. «Creo que ya es hora de impulsar un recorrido circular, que suba por una carretera y baje por otra», explicó la alcaldesa, que recordó que la vía que une la capital berciana con uno de los considerados como pueblos más bellos de España ha sufrido en fechas recientes varios episodios de desprendimientos que dejaron aislada la población.

Según Fernández Merayo, el arreglo de esta pista debe contar con el apoyo del Ayuntamiento, de la Diputación de León y de la Junta, así como de las instituciones europeas, para reunir los ocho millones de euros en los que está cifrado el coste de la obra. Preguntado al respecto, el consejero de Fomento recalcó que no se trata de una reivindicación nueva y aludió a «cuestiones administrativas» y al reparto de competencias» como aspectos importantes a la hora de analizar la «viabilidad» del proyecto.

 

Fotos