El presupuesto no sale adelante en un pleno con ofrecimiento de última hora a la oposición para dejarlo sobre la mesa

El proyecto de presupuestos de Ponferrada no sale adelante./César Sánchez
El proyecto de presupuestos de Ponferrada no sale adelante. / César Sánchez

AVANCE / El equipo de gobierno ofrece dejar sobre la mesa los presupuestos instantes previos a la votación para que los grupos de la oposición decidieran en qué invertir los 3 millones de euros de remanente

E.JIMÉNEZPonferrada

En un giro de última hora el pleno del Ayuntamiento de Ponferrada tomó un receso de cinco minutos antes de la votación de los puntos relativos al presupuesto municipal para que los grupos de la oposición atendieran la petición de última hora del equipo de gobierno. Y es que la alcaldesa pidió que quedara encima de la mesa para que los grupos de la oposición pudieran decidir en qué invertir íntegramente los 3 millones de euros de remanente de tesorería y llevar el punto, con una decisión consensuada, al próximo pleno ordinario con el objetivo de que el documento saliera adelante.

«Ofrecemos dejar sobre la mesa el presupuesto para que los remanentes de tesorería de 3 millones sean negociados por todos los grupos de la oposición, las que ustedes quieran», explicó Gloria Fernández Merayo. Una petición que resultó para la mayoría de los grupos «surrealista» o «poco seria» y que de hecho fue rechazada por toda la oposición en bloque. En ese sentido, la oposición pedía que si se dejaba sobre la mesa se dejara todo, presupuestos incluidos, y se elaboraran de nuevo, algo a lo que el equipo de gobierno no accedió. Con ello, se votó en contra en un primer momento a la determinación del límite de gasto no financiero consolidado para el presupuesto 2018 por parte de PSOE, USE Bierzo, Ciudadanos, Ponferrada en Común y PRB, lo que hizo que ya no fuera necesario seguir votando el resto de los puntos y por tanto los presupuestos no salieron adelante.

Con anterioridad, la primera edil comenzó relatando las bondades del presupuesto elaborado por su equipo de gobierno, con un total de 58,5 millones de euros, un 14% más que el último aprobado -el de 2016-, definiéndolo como una «herramienta fundamental» para el desarrollo del municipio, sin subidas impositivas. En definitiva, un presupuesto «expansivo, coherente, comprometido con las necesidades del municipio, con un importante carácter inversor, social» y que busca sobre todo «recompensar a los ciudadanos por el esfuerzo realizado estos años devolviéndoles una ciudad con mejores servicios y también reconocer a la plantilla municipal su dedicación».

Tras su intervención Fernández Merayo dio el turno de palabra a varios pedáneos del municipio. Tomaron la palabra Mari Crespo, que es la presidenta de la junta vecinal de Fuentesnuevas, y Carlos Fernández, de Santo Tomás de las Ollas. Ambos, miembros también del equipo de gobierno, apuntaron contra la oposición por su previsible voto en contra, asegurando que con ello dejarían a los pueblos sin «obras muy necesarias». Incluso Carlos Fernández llegó a advertir que los convenios firmados con Santo Tomás para la cesión de terrenos en los que se encuentran por ejemplo el cementerio municipal o el albergue canino, entre otros, están a punto de vencer «y los vecinos recordarán este desprecio».

Presupuestos que «llegan tarde»

Tarsicio Carballo, portavoz del PRB, comenzó el turno de intervenciones de los grupos de la corporación ironizando sobre que «son los mejores presupuestos de la historia», haciendo referencia a las propias palabras de la alcaldesa. De este modo, criticó que desde el primer día no se hayan arreglado las calles o hecho el resto de inversiones y aseguró que si se hubiera llevado antes del 31 de diciembre lo habría apoyado pero no a estas alturas, «a ocho meses de las elecciones generales», por lo que considera que es un documento «electoralista».

Para Ponferrada en Común (PeC), las tácticas del equipo de gobierno no son buenas, sobre todo cuando «se está utilizando el chantaje emocional para enfrentar a los vecinos con la oposición». Sobre el proyecto de presupuestos Miguel Ángel Fernández apuntó que es «malo, electoralista, atemporal» y que solo van a «cumplir el trámite». Tampoco son «sociales, ni están dentro del desarrollo sostenible medioambiental», añadió. Con ello, consideró que existen modificaciones de crédito que todavía se pueden aplicar, por lo que el gobierno municipal se tendría que haber dedicado a elaborar el presupuesto del 2019 puesto que lo que hoy presentaron en el pleno «es una irrealidad no solo en inversiones, también en tiempo de ejecución».

Por su parte Pedro Muñoz, portavoz de Coalición por El Bierzo, anunció su voto afirmativo porque esos presupuestos llevan partidas elaborados por ellos para sus concejalías, Medio Rural y Bienestar Social y que se quedarían en el aire si el documento no saliera adelante. Asimismo calificó de «acto de insolidaridad» la intención de la oposición de votar en contra y afirmó que «hoy algunos aquí van a ser generosos con el resto del estado e implacables con sus ciudadanos», ya que «el Ministerio de Hacienda va a recaudar una cantidad más importante que se iba a invertir en el municipio».

Presupuestos «extemporáneos». Así definió la portavoz de Ciudadanos, Rosa Luna, el documento y criticó la intervención de la alcaldesa por hablar solo de inversión y no de la deuda o de los préstamos «que se sumarán a lo que ya debe Ponferrada». También explicó que en ningún momento contaron con su grupo para elaborar el documento aunque ellos tenían 38 propuestas de las que no escucharon ninguna, de hecho «me miraron con cara de locos».

A su vez, indicó que la regidora anunció en un principio que iba a estar de vacaciones del 1 al 15 de agosto, «con la intención de que falláramos y no viniéramos pero usted ha jugado a la ajedrez sin ser estratega, jugó sin ser conocedora de los contrincantes».

Por parte de USE Bierzo, Samuel Folgueral comenzó advirtiendo del error de convocatoria en la comisión en la que se dictaminó favorablemente el presupuesto. Un documento que, a su juicio, tiene «vías nocivas», con subidas impositivas y un aumento de la deuda. «Nosotros en el gobierno pasamos de una deuda viva de 51 millones a 39, mientras que con el crédito de 5 millones que ustedes quieren solicitar nos pondríamos en 36 millones de deuda por lo que solo han amortizado 3,2 millones en dos años», explicó. Con ello, «va a volver a la senda del endeudamiento y a la impositiva».

Olegario Ramón, portavoz del PSOE, volvió a explicar que se trata de un presupuesto «malo, que incrementa la deuda y que renuncia a muchas actuaciones de orden público», como por ejemplo la renovación de las redes de saneamiento que son de fibrocemento o el eje de Flores del Sil, la bajada a la mitad de la inversión en la Avenida de América o el olvido de otras actuaciones en zonas que «no tienen alumbrado o saneamiento». «En estos presupuestos se carece de imaginación y no se van a cumplir, no se puede engañar a la gente diciendo que no se van a poder hacer las obras por nuestra culpa cuando la realidad es que no da tiempo», concluyó.

El último en tomar la palabra fue el portavoz del equipo de gobierno, Ricardo Miranda, que hizo un repaso por todas las inversiones que están recogidas en el documento y criticó a la oposición por hablar de presupuestos «malos» pero «no veo que nadie aporte nada». También recordó que votar no al presupuesto es «votar no al acuerdo con la plantilla de personal, al aumento de la plantilla de policía que por mucha modificación de crédito que hagamos el presupuesto del 2016 era muy inferior a este».

En el segundo turno, tomaron la palabra algunos pedáneos del municipio que pidieron a la oposición que aprobaran el presupuesto para poder realizar las obras, aunque esta aseguró que se podrían realizar incluso con modificaciones de créditos. Así, decidieron no dar el visto bueno al documento, por lo que el Ayuntamiento tendrá que seguir con modificaciones de crédito el resto del ejercicio.

Cabe destacar también que el pleno fue interrumpido en algunos momentos por insultos de una asistente en el público al concejal Pedro Muñoz, lo que provocó la llamada al orden por parte de la alcaldesa.

 

Fotos