Ponferrada da luz verde al pago de 1,3 millones del déficit de explotación del servicio del TUP de 2017

Pleno extraordinario celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Ponferrada./Carmen Ramos
Pleno extraordinario celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Ponferrada. / Carmen Ramos

El último pleno de 2018 aprueba, con la abstención de USE, la composición de la comisión que se encargará de llevar a cabo el estudio del expediente de municipalización del servicio de Transporte Urbano de Ponferrada

CARMEN RAMOS Ponferrada

El pleno extraordinario celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Ponferrada ha dado luz verde al reconocimiento extrajudicial de crédito para liberar una partida de 1,3 millones de euros que permitirá abonar el déficit de explotación del servicio de Transporte Urbano de Ponferrada (TUP) correspondiente al año 2017 para compensación de inversiones. La decisión salió adelante únicamente con el apoyo de los concejales de PP y CB en el cogobierno y la abstención del resto de grupos: PSOE, USE, Cs, PeC y PRB.

De esta forma, el Ayuntamiento rectifica la decisión tomada en el pleno celebrado el pasado mes de octubre en el que se aprobó indemnizar a la concesionaria con el abono de tan solo 298.000 euros para evitar la huelga convocada por los trabajadores del servicio ante el impago de nóminas. Todo ello después del recurso de reposición interpuesto por Aupsa-Begar contra el acuerdo.

En el turno de intervenciones, la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, explicó que el apoyo al reconocimiento extrajudicial se fundamenta en el informe realizado por el servicio municipal de Intervención que justifica el abono de la cantidad de 1,3 millones de euros a la concesionaria a pesar de prestar el servicio de forma irregular. Un argumento que también compartió su socio en el cogobierno, Coalición por El Bierzo, cuyo portavoz, Pedro Muñoz, defendió la medida por entender que es «de obligado cumplimiento» y que evitará problemas a los trabajadores.

Composición de la comisión del TUP

Precisamente el TUP centró buena parte del debate del último pleno del año ya que en la misma sesión se dio luz verde con los votos a favor de PP, PSOE, CB, Cs, PeC y PRB y la abstención de USE a la composición de la comisión que se encargará de llevar a cabo el estudio del expediente de municipalización del servicio de Transporte Urbano de Ponferrada. Un órgano que estará integrado finalmente por un representante designado por cada uno de los siete grupos municipales, personal ténico y el jefe del servicio de contratración del Ayuntamiento que hará las veces de secretario.

Todos los grupos destacaron la necesidad de dar solución «cuanto antes» a un contrato que está «caducado» y que se presta en «situación irregular» de un servicio «complejo», según manifestaron los portavoces de PRB y PSOE, Tarsicio Carballo y Olegario Ramón. Un objetivo que confían que logre la nueva comisión «para que quede perfectamente definido el servicio», destacó la alcadesa. En este sentido, Merayo defendió el carácter «útil» de un órgano «consultivo y asesor» que atenderá la «aportaciones de todos los grupos» a fin de «recoger todas las sensibilidades» para desbloquear la situación del contrato.

Desde USE su portavoz, Samuel Folgueral, echó en falta la presencia en la comisión de «miembros externos» que permitan «aportar luz en un servicio que es complejo». El portavoz municipal de CB, Pedro Muñoz, por su parte, fue incluso aún más allá y llegó a reclamar incluso la incorporación de un psiquiatra al nuevo órgano que estudiará la posibilidad de municipalizar el servicio del TUP.

Adhesión a la Asociación 'Itinerarios Sefardíes de Castilla y León'

La última sesión plenaria del año acordó aprobar la adhesión del Ayuntamiento de Ponferrada a la Asociación 'Itinerarios Sefardíes de Castilla y León'. Una decisión que se salió adelante con los votos a favor de PP, CB, Cs y PRB, el voto en contra del PSOE y la abstención de USE y PeC después de que el punto quedará sobre la mesa en el último pleno ante las discrepancias de los grupos por la inexistencia del informe técnico de Patrimonio que avalara la propuesta y que finalmente se hizo llegar a los representantes en la Corporación municipal.

La concejala de Cultura, María Antonia Gancedo, defendió la inclusión de la ciudad en el colectivo para defender el legado sefardí de la ciudad como patrimonio inmaterial «porque aquí también tenemos un Campo de los Judíos», recordó, teniendo en cuenta que «este es un itinerario cultural con un pasado común igual como el que tenemos con la ciudades templarias», subrayó. Asimismo, avaló su participación en la asamblea constituyente del colectivo sin que la propuesta hubiera pasado antes por el pleno como una primera «declaración de intenciones» que ha permitido a la capital berciana ostentar de forma provisional la vicepresidenta del colectivo hasta que se apruebe su constitución y sus estatutos.

Desde la bancada socialista, su portavoz, Olegario Ramón, no compartió esta idea por entender que «lo correcto es que la primera toma decisión fuera en el pleno» y valoró como «fundamental» la «honestidad» en todas las iniciativas culturales e itinerarios en los que participe la ciudad teniendo en cuenta la «inexistencia de vestigios en la ciudad que el visitante querrá ver». Asimismo, no dudó en corregir a la edil asegurando que los restos sefardíes de la ciudad se encuentran en el lugar donde se ubica hoy el Hospital de la Reina y no en el Barrrio de los Judíos.

 

Fotos