Alfonso Rueda, Marco Morala y Alfonso Fernández Mañueco.

El PP de Ponferrada valora la «absoluta sintonía» entre Mañueco y el nuevo presidente gallego en los proyectos pendientes para la comarca

Los 'populares' exigen ejecutar las iniciativas «paralizadas» que sitúan a la capital berciana como «eje de comunicación entre Galicia y Castilla y León»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, valoró la «absoluta sintonía» entre los gobiernos autonómicos de Castilla y León y Galicia y sus respectivos presidentes, Alfonso Fernández Mañueco y Alfonso Rueda, respecto a los proyectos «injustificadamente paralizados» por el Gobierno que sitúan a la capital berciana como «eje de comunicación entre Galicia y Castilla y León». Morala, que acudió al congreso regional del PP de Galicia en representación del PP de León, destacó la necesidad de retomar los proyectos de autovías, ferrocarril, energía y relaciones económicas «que Sánchez tiene parados».

En ese sentido, Morala celebró que la elección de Rueda como nuevo presidente de la Xunta «sin duda representará un acicate y un apoyo para el presidente Fernández Mañueco en la reivindicación de los proyectos pendientes para nuestra tierra». «El conocimiento directo que el presidente Rueda tiene de la realidad berciana y el firme compromiso del presidente Mañueco mantendrán la exigencia sobre todas esas justas reivindicaciones», señaló.

Según Morala, la «excelente sintonía» mostrada por los dos presidentes autonómicos durante el encuentro que ambos mantuvieron en el seno del congreso regional del PP gallego es una muestra del «compromiso» de los 'populares' para «mantener la presión sobre el gobierno socialista para que todos estos proyectos no caigan en el olvido ante la desidia y el silencio cómplice de los socialistas ponferradinos, empezando por el alcalde».

Al respecto, invitó a los responsables del Consistorio a «recordarle institucionalmente al Gobierno que es imprescindible mejorar las conexiones ferroviarias, ejecutar obras en la autovía a Ourense y aprovechar las sinergias de las relaciones comerciales y productivas en algunos sectores fundamentales como la pizarra y el agroalimentario». «Sabemos que en nada de esto se espera al Ayuntamiento de Ponferrada, a pesar de que es absolutamente imprescindible para el futuro; entre la apatía y las ganas de no molestar políticamente a los suyos prefieren ver cómo Ponferrada pierde 700 habitantes cada año», concluyó.