El alcalde y las concejalas de Bienestar Social y Cultura, en la inauguración del VIII Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia. /Carmen RAmos

El alcalde y las concejalas de Bienestar Social y Cultura, en la inauguración del VIII Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia. / Carmen RAmos

Ponferrada sella su compromiso para convertirse en una 'Ciudad para la Infancia y la Adolescencia'

Más de 200 niños y niñas participaron este jueves en el VIII Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia que tuvo lugar en la Biblioteca Municipal Valentín García Yebra y con el que el Ayuntamiento pretende implicar a los más jóvenes en la política municipal

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada toma buena nota de las recomendaciones de la infancia y la juventud para llevarlas a la práctica en la ciudad. Así lo anunció el alcalde, Olegario Ramón, durante la inauguración del VIII Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia que reunió a más de 200 niños y niñas en la Biblioteca Municipal Valentín García Yebra y con el que se pretende implicar a los más jóvenes en la política municipal.

«Venimos a escuchar y a aprender, a ver opciones que a veces son mucho más interesantes que las que los adultos diseñamos desde los despachos», indicó Ramón. En este sentido Ramón puso de relieve el derecho a la participación de los más pequeños «que se debe tener en cuenta», señaló, y se mostró dispuesto a recibir el «baño de realidad sobre algunas cosas que seguro que estamos haciendo mal».

Entre los puntos tratados en la reunión destaca el pacto suscrito por los representantes del Consejo con los representantes municipales por el que esta administración pública se compromete a hacer de Ponferrada una 'Ciudad para la Infancia y la Adolescencia'. Entre las peticiones destaca la creación de más carriles bici, un centro cívico en el centro de la ciudad y actuaciones para acabar con la pobreza infantil y favorecer la integración y la igualdad.

El primer edil ponferradino reconoció que hasta el momento el Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia «ha tenido poca operatividad práctica», si bien anunció que el gobierno del tripartito «cree en esas ideas» por lo que «será consecuente con las propuestas que nos hagan en un porcentaje que no va a ser menor».

Por su parte, la concejala de Bienestar Social, Infancia e Igualdad, Lorena González, destacó la importancia de abrir la participación a la infancia y a la juventud de la ciudad. «Si queremos una ciudadanía participativa y una democracia plena desde la más tierna infancia, desde que los niños y las niñas tienen edad para hacer uso de la palabra, creemos que una administración pública responsable y que cree en la democracia tiene que fomentar este tipo de debates», explicó.

«Derecho a expresar su opinión y a ser escuchados»

En este entido recordó que los niños y las niñas «son sujetos de pleno derecho» y que tanto la legislación española como nuestra Constitución como la Declaración Internacional de los Derechos del Niño y de la Niña «nos obliga a las administraciones públicas a reconocer el derecho que tienen de expresar su opinión y a ser escuchados», algo aseguró que ya está marcado en la hoja de ruta del equipo de gobierno municipal.

La edil están convencida de que «nadie mejor que los niños y las niñas podrán plantear políticas públicas para la infancia» con propuestas como ganar espacio a los coches teniendo zonas peatonalizadas donde puedan jugar.

González destacó como una de las lecciones de los ñiños y las niñas es la de la solidaridad solicitando en ediciones anteriores del Consejo Municipal parques inclusivos para que todos los niños puedan jugar. Una petición que recordó que ya ha sido atendida por el tripartito instalando en todas las zonas de ocio elementos para niños y niñas con movilidad reducida o creando nuevas áreas como el Pumptrack Park. Asimismo, puso de relieve la necesidad de escucharles para crear alternativas de ocio para los adolescentes.

«Nos hace a los políticos aprender»

El Consejo de la Infancia de Ponferrada consiste en un órgano colegiado de participación, de naturaleza consultiva, informativa y asesoramiento. Su finalidad es la de facilitar la participación en las políticas públicas de los y las menores residentes en el municipio.

De forma paralela, este Consejo cuenta en la actualidad con una Asamblea Infantil integrada por 29 niños y niñas procedentes de 18 centros escolares del municipio, que se reúne una vez al mes. En ella se trabaja sobre asuntos de interés para la infancia, se proponen ideas y propuestas para que se sometan al pleno del Consejo y se opina sobre programas o actividades que ejecute el Ayuntamiento.

«Creo que este Consejo no solamente nos hace a los políticos aprender sino que también hace que los niños y las niñas aprendan que uniéndose pueden dar opiniones colectivas pueden conseguir cosas que solos no conseguirían», concluyó la edil.