Ponferrada se suma al plan nacional para luchar desde el ámbito local contra la radicalización violenta

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto al comisario de la Policía nacional y jefe del área de estrategia y prospectiva, José Luis Serrano Merino (C), y el concejal de Seguridad, Carlos Fernández (D), durante su visita a Ponferrada/CÉSAR SÁNCHEZ
La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto al comisario de la Policía nacional y jefe del área de estrategia y prospectiva, José Luis Serrano Merino (C), y el concejal de Seguridad, Carlos Fernández (D), durante su visita a Ponferrada / CÉSAR SÁNCHEZ

Una jornada organizada por la Policía Nacional pretende disociar el fenómeno del ámbito de la seguridad y potenciar la detección temprana

DAVID ÁLVAREZPonferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada se sumó este martes al plan estratégico nacional de lucha contra la radicalización violenta, que propone que las administraciones locales sean la primera línea de fuego en la detección temprana de «actitudes que pueden derivar en problemas para la comunidad», explicó la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo. En la misma línea, el comisario de la Policía Nacional y jefe del área de estrategia y prospectiva, José Luis Serrano Merino, puso en valor el «intercambio de conocimientos» que se llevará a cabo entre los grupos locales de lucha contra la radicalización y la estructura única interministerial que abordará el fenómeno.

Al respecto, Serrano Merino explicó que la jornada pretende romper la identificación entre el fenómeno de la radicalización y el ámbito de la seguridad, que se produce cuando individuos o grupos hacen uso de la violencia para imponer ideas o creencias. En cambio, el plan propone volver la vista hacia el «proceso anterior», caracterizado por el aislamiento de la sociedad, el rechazo del diferente y la creación de sociedades paralelas, explicó el comisario.

En ese sentido, Serrano Merino apeló a la «responsabilidad» de las autoridades locales para poner en marcha medidas que impidan que esos procesos de radicalización lleguen a convertirse en violentos. «Ellos son los que conocen de primera mano esos procesos», aseguró. Además, desde el ámbito nacional se ofrece el apoyo a las administraciones locales en el diseño de herramientas para ayudar a la detección de estos grupos. «Ponferrada no toma esta iniciativa porque tenga una problemática específica sino porque quiere prevenir que ese fenómeno pueda ocurrir», concluyó el responsable de la Policía Nacional.

El comisario de la Policía nacional y jefe del área de estrategia y prospectiva, José Luis Serrano Merino (D), junto al concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Ponferrada, Carlos Fernández (C), y el comisario jefe de la Comisaría Local de Ponferrada, Miguel Ángel Martínez (I), durante su visita a Ponferrada
El comisario de la Policía nacional y jefe del área de estrategia y prospectiva, José Luis Serrano Merino (D), junto al concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Ponferrada, Carlos Fernández (C), y el comisario jefe de la Comisaría Local de Ponferrada, Miguel Ángel Martínez (I), durante su visita a Ponferrada / CÉSAR SÁNCHEZ

Ámbitos de actuación

El plan estratégico nacional de lucha contra la radicalización violenta sigue la estela de la estrategia de la Unión Europea de lucha contra el terrorismo. A través de un sistema integral de actuación, basado en un enfoque multidisciplinar, el documento pretende detectar los «extremismos ideológicos» que dan pie a la radicalización.

Para ello, los responsables delimitaron tres ámbitos de actuación: el territorio nacional, el externo y el ciberespacio. En cada uno de ellos, se presta atención a tres áreas funcionales: la prevención, identificada con el «antes»; la vigilancia, asociada al «durante»; y la actuación, definida como el «después». «Me parece una manera muy acertada de trabajar en la prevención de la radicalización», resumió la regidora.