Ayuntamiento de Ponferrada. / Carmen RAmos

Ponferrada deberá recortar 1,5 millones del presupuesto de 2022 por el impuesto de plusvalías

El alcalde se muestra «preocupado» por el «escenario complicado» que supone para la elaboración de las cuentas la sentencia del Tribunal Constitucional que anula el impuesto municipal por vender o heredar una vivienda

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada se verá obligado a detraer 1,5 millones de euros consignados en el presupuesto de 2022 como ingresos por el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVITNU) conocido popularmente como impuesto sobre las plusvalías, según reconoció el alcalde Olegario Ramón tras conocer la sentencia del Tribunal Constitucional que anula el impuesto municipal por vender o heredar una vivienda.

Ramón manifestó su preocupación por una decisión judicial que «afecta y de manera muy importante» a las arcas municipales. «En el caso de Ponferrada supone dejar de ingresar 1,5 millones de euros, cuando estábamos empezando a hacer los presupuestos, lo que supone que tenemos que afrontar un escenario absolutamente diferente», explicó.

En este sentido, el primer edil reconoce que el equipo de gobierno del tripartito ya partía en la elaboración de las cuentas municipales «con un escenario complicado por la rebaja de la participación en tributos del Estado» por lo que la sentencia supone un nuevo mazazo a la economía local. «Si a la situación que ya teníamos le unimos esta noticia realmente estamos muy preocupados sobre cómo afrontarlo», subrayó.

El recogidor de la capital berciana tiene claro que este recorte «descabalga por completo un proyeto presupuestario» y se muestra consciente de que la sentencia del Tribunal Constitucional que anula el impuesto municipal por vender o heredar una vivienda «nos genera una situación muy, muy complicada», concluyó.