Imagen de un aspersor de riego.

Ponferrada recorta y reduce tiempos de riego en los parques como medida preventiva ante la falta de lluvias

El Ayuntamiento toma las primeras medidas después de que la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) haya reducido la disponibilidad de caudal circulante por el Canal Bajo del Bierzo

ELBIERZONOTICIAS

Ponferrada recorta y modifica los tiempos de riego en los parques y jardines de la ciudad como medida preventiva ante la falta de lluvias. De esta forma el Ayuntamiento toma las primeras medidas después de que la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil haya reducido la disponibilidad de caudal circulante por el Canal Bajo del Bierzo. «Por este motivo, el Servicio de Parques y Jardines no dispone de suministro de agua bruta de riego por las noches para realizar los riegos habituales», explican desde el Consistorio.

Una situación que ha obligado a tomar ya las primeras medidas en el caso del riego del Parque de La Rosaleda, donde ya se han modificado los horarios para realizar estas labores y que «para no dejar secar el parque» se realizarán en los horarios que coincidan con al disponibilidad de agua, concretamente desde las nueve de la noche hasta la una de la madrugada y desde las cinco de la madrugada hasta las tres de la tarde.

El Servicio de Parques y Jardines ha instalado ya carteles informando a la población de estos cambios en los horarios de riego, «para que no se alarme cuando se enciendan los aspersores en horarios no habituales», señalaron fuentes municipales.

Del mismo modo, debido también a esta situación, se están reduciendo tiempos de riego en los jardines de la ciudad como medida preventiva de ahorro de agua en los usos y destinos no prioritarios impuesta por  la Confederación Hidrográfica del Miño Sil.