El consejero de Fomento y el alcalde de Ponferrada, en la firma del protocolo. / Ical

Ponferrada reclama la ayuda de la Junta para crear un centro de capacitación en competencias digitales en el edificio de la Ciuden

El alcalde y el consejero de Fomento firman el protocolo general de actuación para el desarrollo del programa 'Ponferrada City Lab' que pone a disposición del Ayuntamiento la plataforma digital de Territorio Rural Inteligente de la Administración autonómica

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, reclama la ayuda de la Junta para poner en marcha un centro permanente de capacitación en competencias digitales en el edificio de la Ciuden en el barrio de Compostilla. Fue el guante lanzado al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante la firma del protocolo general de actuación para el desarrollo del programa 'Ponferrada City Lab' que permitirá al Ayuntamiento hacer uso de la plataforma digital de Territorio Rural Inteligente dependiente de la Junta.

«Creemos que sería una idea extraordinaria que en el edificio de la Ciuden, al que nos vamos a trasladar en breve, creamos entre ambas instituciones un centro permanente de capacitación en competencias digitales que sin duda iría muy en la línea de lo que estamos firmando hoy en este convenio», señaló.

Ramón recordó que Ponferrada ya colabora con la Junta en diferentes aspectos en materia de innovación relacionados con la protección del patrimonio o de sensorización de puentes y ríos para medir caudales y prevenir posibles avenidas. «Eso enlaza con nuestro proyecto 'in situ' que también ha sido seleccionado por el Ministerio de Cultura para la protección de bienes de Interés Cultural a lo largo del Camino», apuntó, y al que se une el impulsado de forma conjunta por ambas administraciones de sensorización y protección preventiva de todo el patrimonio de la Tebaida Berciana.

Suárez-Quiñones acogió de buen grado la propuesta del alcalde y no dudó en asegurar que desde la Junta «trabajaremos para que eso sea una realidad». En este sentido recordó que dentro del proyecto Castilla y León Digital existen ya nueve centros, uno por provincia, a los que se unen 70 centros colaboradores. «Este va a ser un centro más con la cualificación que tiene, que no es un centro de una pequeña localidad, es un centro de Ponferrada, que por tanto tiene una categoría y una dimensión especial y en ese sentido será muy bienvenido», apostilló.

Un acuerdo «de modernidad y futuro»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, por su parte, destacó el protocolo rubricado por ambas administraciones como un acuerdo «muy interesante, de modernidad, de futuro, de transformación», destacó en el acto en el que también participaron también la directora general de Telecomunicaciones y Transformación Digital, Elena Álvarez, la concejala de Territorio Inteligente, Mabel Fernández y la coordinadora de servicios de la Junta en El Bierzo, Silvia Franco.

Suárez-Quiñones valoró la plataforma digital impulsada por el Ayuntamiento de Ponferrada «como innovación para las empresas y particulares para que puedan probar desarrollos y busquen a través de la formación la capacitación», y puso de relieve la unión de la plataforma berciana con la de Territorio Rural Inteligente impulsada por la Junta. «Lo que hemos hecho es unir y lo unimos en un protocolo en el que vamos a potenciar la función de cada administración», explicó.

De esta forma, la Junta pone a disposición del Ayuntamiento la potencia de la plataforma Territorio Rural Inteligente, facilitando su acceso así como al de una plataforma definitiva de pruebas «para que cualquier desarrollo o innovación de cualquier empresa o administración pública local que pueda venir de la mano del Ayuntamiento de Ponferrada pueda tener en nosotros la posibilidad de desarrollar, probar su desarrollo y utilizar la plataforma», apuntó el consejero.

Juan Carlos Suárez-Quiñones y Olegario Ramón rubrican el acuerdo.

Asimismo, el Gobierno regional colaborará con el Consistorio de la capital berciana para desarrollar acciones de formación conjuntas destinadas a la ciudadanía, a empresas y a la función pública «de manera que nos familiaricemos con la utilización de las nuevas tecnologías y con esta plataforma», aseveró Suárez Quiñones, que avanzó, además, la posibilidad de llevar a cabo acciones de sensibilización consciente de que «hay que hacer llegar a la ciudadanía la importancia que tiene capacitarse y estar incluidos en el mundo digital, porque desde luego el que no esté incluido en el mundo digital se va a ver excluido de determinadas ventajas importantes que tiene». A través del protocolo firmado este martes también la Junta y el Ayuntamiento compartirán experiencias.

Quiñones indicó que la consejería trabaja ya con el Ayuntamiento de la capital berciana como ha sido recientemente el desarrollo de jornadas sobre el internet de las cosas en el sector agroalimentario y recordó el proyecto de sensorización de puentes, anterior a esta iniciativa pero que se enmarca dentro de la misma. « Todos tenemos que estar en la vía de conseguir los desarrollos tecnológicos que sirvan a fines tan importantes como son los objetivos de desarrollo sostenible cuyo fin número once es hacer comunidades y ciudades más inclusivas, más modernas, más seguras, esto es un ejemplo de una actividad que perfectamente va en la línea del objetivo de desarrollo sostenible».

Ponferrada, un «laboratorio»

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, agradeció el apoyo de la Junta a un proyecto por el que apostó desde un principio el equipo de gobierno del tripartito basado en el desarrollo del internet de las cosas, en la digitalización. «Emprendimos un camino convencidos de que era el adecuado», apuntó Ramón, y que fue la base del proyecto Ponferrada City Lab que convirtió a la capital berciana «en un laboratorio donde empresas e instituciones prueban soluciones para hacer más fácil la vida a la personas y que si pasan en el proceso se comercializan como ya ha ocurrido con algunos de ellos», remachó.

El primer edil recordó, en este sentido, que el Ayuntamiento ya ha firmado once convenios, doce con el rubricado este martes con la Administración regional que permite « compartir tecnología y plataformas y sensibilizar a las empresas y a la ciudadanía de la importancia del internet de las cosas, de la digitalización, de la innovación también en el medio rural, formación para ciudadano, para empresas y también para funcionarios e intercambio de experiencias», añadió. «Va a ser el germen de cosas muy interesantes», resaltó. Ramón considera que la posibilidad de poder utilizar la plataforma de la Junta «va a suponer un avance importante por la cualificación y el resultado que nos permitirá registrar todos los datos que esos distintos procesos de sensorización en los que estamos trabajando van suministrando».

El consejero de Fomento destacó las «inquietudes» de ambas administraciones en materia de transformación digital, en la que la Junta trabaja en la actualidad en la línea del programa de fondos europeos Next Generation EU en el marco del proyecto 'Territorio Rural Inteligente' que tuvo gran predominancia en su creación porque fue el primero que se hizo en España de esta naturaleza que consistía en la contratación y confección de una plataforma tecnológica en la que apoyarse un cuadro de mandos en la que se gestiona cualquier tipo de sensorización fundamentalmente de servicios públicos. «A través de sensores y del internet de las cosas las administraciones podían sensorizar servicios como la recogida de residuos, el agua, la luz, la protección del patrimonio, de manera que cualquier administración local sobre la base de la plataforma creada por la Junta de Castilla y León podía dar ese carácter tan moderno y digitalizado de sus servicios «que son compromisos de todo tipo, no solo de modernidad, sino también ecológico», destacó.

Suárez-Quiñones recordó que esta «apuesta» se puso en marcha en la localidad berciana de Molinaseca donde se sensorizaron los servicios de residuos y la iluminación. «Es un servicio muy interesante para el ahorro de energía», subrayó. Asimismo, recordó que en Ponferrada una de las primeras actuaciones ha sido la sensorización del patrimonio de la Tebaida Berciana «para garantizar su adecuada conservación».

En cuanto a inversiones, el consejero de Fomento destacó que la Junta ha invertido este año un millón de euros «para mejorar la plataforma, para amplificar su potencia y, por lo tanto, para tener más disponibilidad a favor de las administraciones públicas locales», reseño. Asimismo, avanzó que el Gobierno regional ha presentado a los fondos REACT EU (Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa) un proyecto para lograr una mayor inversión para la plataforma Territorio Rural Inteligente, logrando 2,5 millones de euros de financiación «que nos van a permitir posicionar y potenciar de forma muy importante esta plataforma», apuntó. En este sentido, indicó que la Diputación de León ha licitado ya 85 sensores más que se unen a los 195 sensores de residuos que se están realizando a través de otro proyecto europeo.

Respecto a la c apacitación digital de la ciudadanía, el consejero valoró el trabajo realizado desde los Centros de Transformación Digital y una de las preocupaciones de las líneas de fondos europeos. «De nada valen grandes infraestructuras, que internet llegue a todo el mundo en el año 23, 24 y 25, si no se saben utilizar los instrumentos tecnológicos», concluyó Quiñones.