Ponferrada prevé mejorar el entorno del Hospital El Bierzo con obras con cargo al remanente de 2018

Hospital El Bierzo./
Hospital El Bierzo.

El consistorio ponferradino ya ha adjudicado la construcción de un aparcamiento con más de cien plazas en el espacio que ocupaba el antiguo parque de bomberos

E.JIMÉNEZPonferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, anunció este viernes la intención del Ayuntamiento de mejorar el entorno del Hospital El Bierzo, ya que, a su juicio, «no está lo suficientemente cuidado y al final es imagen para todo el Bierzo».

En ese sentido, el regidor anunció que buscará, con cargo a los remanentes de 2018, realizar actuaciones en la calle Médico Sin Fronteras, es decir, el vial que hay frente a la entrada principal del centro hospitalario y en el que la gente «está aparcando en barro, hay baches, baches con agua cuando llueve y no es una imagen para un hospital comarcal».

Pero mientras llegan esas obras, el Ayuntamiento acometerá nuevas actuaciones que ampliarán las plazas de aparcamiento. En concreto serán más de cien en el espacio que ocupaba el antiguo parque de bomberos y que ya está adjudicada.

La zona del hospital también se verá mejorada con la glorieta que se va a construir en la entrada de Fuentesnuevas, «es una obra muy esperada porque todos los días, solo con el movimiento de vehículos que genera el hospital, era una necesidad», explicó Ramón. Además, supondrá una mejora en la seguridad vial porque «es un punto negro de los que tiene nuestra ciudad».

La rotonda no será igual a como estaba proyectada en un principio debido a los problemas que hubo con la expropiación de algunas fincas. Por ello, no estará exactamente en el eje de la propia carretera, «va a ir ligeramente desplazada pero aún así la mejora va a ser evidente», apuntó el alcalde.

Paseo del río

Por otro lado, el regidor ponferradino señaló que el proceso de expropiación de terrenos para la prolongación de la senda del río Sil sigue en proceso de valoración en el juzgado provincial, «está en fase contenciosa», y confía en que Confederación Hidrográfica Miño-Sil, que es quien financia el proyecto y ya prorrogó el plazo para la ejecución, pueda volver a hacerlo. Eso sí, Olegario Ramón reconoció que «empezamos a estar en un tiempo un poco peligroso».