El concejal de Sostebilidad Medio Ambiental presentó la campaña para promover el compostaje doméstico en 18 pedanías del municipio.

Ponferrada pone en marcha una campaña para promover el compostaje doméstico en mil viviendas de 18 pedanías

El proyecto cuenta con una inversión de 94.256 euros y pretender reducir el 86,4% de residuos orgánicos y fracción resto de los 393,4 kilos por habitante que se generaron el último año para acercarse al objetivo del 55% a diez años marcado por la Unión Europea

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada pondrá en marcha este mes de julio una campaña para promover el compostaje doméstico en mil viviendas de 18 pedanías y barrios periféricos del municipio. El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Pedro Fernández, presentó este jueves la iniciativa que se enmarca dentro del Plan Estatal Marco para la Gestión de Residuos (PEMAR) para realizar la recogida selectiva de basura orgánica y de la fracción resto.

El Ayuntamiento cuenta para ello con una subvención de 75.049 euros, de los cuales 65.624 euros los aporta el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y 9.425 la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta. Los 19.206 euros restantes, hasta completar el coste total del proyecto, que se eleva a 94.256 euros, corren a cargo de las arcas municipales.

El nuevo programa de compostaje doméstico de biorresiduos, vinculado a la economía circular pretende alinear a la capital berciana con lo establecido por la Ley 7/2022, de 8 de abril de residuos y suelos contaminados, con el fin de reducir al mínimo desde los propios hogares los efectos negativos de la generación y gestión de los residuos en las pedanías y los barrios periféricos de la ciudad.

«Lejísimos» del objetivo UE

El edil explicó que en este momento, el municipio está en un porcentaje del 86,4% de residuos de orgánica y fracción resto de los 393,4 kilos por habitante que se generaron el último año e insistió en la necesidad de mejorar estos datos teniendo en cuenta que «el objetivo de la Unión Europea a falta de menos de diez años es que lleguemos a un 55% y estamos lejísimos», reconoció.

En cifras, del total de los 393,4 kilos de basura generados en 2020 por habitante en Ponferrada un total de 345 fueron de basura orgánica y fracción resto y tan solo 20,80 kilos de cartón, 10,84 kilos de vidrio, 11,48 de envases, 5,23 kilos de enseres y 0,09 kilos de pilas. «Con esto estamos en una situación muy lejos de los objetivos de la Unión Euroepa y es tarea del Ayuntamiento y responsabilidad de este concejal y de todos los ciudadanos», recalcó el concejal de Sostenibillidad Ambiental.

Elaboración de compostaje en Ponferrada.

Fernández insistió en que el Ayuntamiento ya está aplicando la nueva Ley de Residuos que obliga a hacer la recogida de residuos orgánicos y fracción resto de forma separada. Una acción que se ha puesto en marcha con el proyecto de compostaje doméstico que se ha venido desarrollando en los dos últimos años con el resultado de 900 kilos de compost obtenido de las dos compostadoras comunitarias intaladas en los barrios de Flores del Sil y Fuentesnuevas.

En este sentido, el concejal avanzó que el Ayuntamiento pondrá en marcha nuevas zonas de compostaje doméstico en la ciudad «mucho más grandes» dentro de los proyectos del Anillo Verde y los que se presentarán a las subvenciones con cargo al programa del Gobierno de Transición Justa «para que también en la ciudad podamos ir separando cada vez más y reciclando, no llevando a vertedero, porque el objetivo es no llevar a vertedero absolutamente nada de los que se fracción orgánica».

Basuras convertidas en abono

Esta nueva campaña para incentivar el compostaje doméstico en los pueblos pretende «concienciar a las familias», destacó el edil de Sostenibilidad Medioambiental, todo ello a fin de que puedan darle un nuevo uso a las basuras que generan como abono para sus huertas y con las miras puestas a futuro en que finalmente el reciclaje de residuos permita acabar con la recogida de basuras en estos núcleos.

«Se trata de terminar con algo que desde el punto de vista ambiental no se puede sostener y es que tengamos que ir a los pueblos de Ponferrada a recoger los residuos orgánicos con un camión. Eso tiene una huella de carbono impresionante desplazar un camión cada día cuando esos residuos organicos tratados de una manera sencilla se pueden convertir en abono», explicó Pedro Fernández. Así «estamos fertilizando los suelos, estamos evitando añadir productos químicos al suelo con el deterioro que eso conlleva y estamos evitando los gastos en gasolina y en emisiones de CO2 cada vez que el camión tiene que ir», subrayó.

Para comenzar a avanzar en este objetivo, el Ayuntamiento facilitará información, medios y asesoramiento técnico a las familias para que aprendan a realizar este tipo de compostaje. En las próximas semanas un equipo de educadores ambientales recorrerán las calles y viviendas principalmente de los barrios de Compostilla y Cuatrovientos, Campo y Urbanización Patricia, Dehesas, Columbrianos, Otero, Toral de Merayo, Santo Tomás de las Ollas, Villar de los Barrios, Bárcena del Bierzo, San Andrés de Montejos, Peñalba de Santiago, Montes de Valdueza, Carracedo de Compludo, Compludo, San Clemente de Valdueza, San Cristóbal de Valdueza y San Esteban de Valdueza.