El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, junto a la concejala de Cultura, Concepción de Vega, en su comparecencia. / César Sánchez

Ponferrada pone a disposición de la Junta el colegio Luis del Olmo para escolarizar a alumnos de dos a tres años en el curso 2022/23

El alcalde exige a la Junta que «eche una mano y deje de hacer demagogia» al criticar las inversiones en mantenimiento acometidas por el Ayuntamiento en los centros públicos cuando se elevan a 1,6 millones en 2021 y 1,5 millones de euros en 2020

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada pone a disposición de la Junta de Castilla y León el colegio público Luis del Olmo para la escolarización de alumnos de dos a tres años en el curso 2022/23. Así lo anunció este lunes el alcalde, Olegario Ramón, que explicó que, de esta forma, el Consistorio renuncia a la solicitud de desafectación del centro para otros usos dado que el objetivo «prioritario» es el uso educativo del las instalaciones «porque la educación debe ser pública siempre que haya medios», indicó.

Ramón tiene claro, además, que de esta forma el proceso que comtempla la nueva Ley de Educación Lomloe se puede llevar a cabo «sin problema de espacio» ante las «nuevas necesidades de aulas» que se plantea con la reducción de la ratio de alumnos por clase.

Por otro lado, el primer edil de la capital berciana manifestó su «malestar» por las críticas de la Junta a la escasa inversión del Ayuntamiento en los colegios de la ciudad al que acusó de destinar sólo 65.000 euros para este fin. «Es una información falsa y ofensiva», señaló Olegario Ramón que destacó, en este sentido, la partida de 1,6 millones invertida en obras de mantenimiento de centros escolares en 2021 y 1,5 millones de euros durante el año 2020.

El primer edil valoró las inversiones en mantenimiento de centros públicos. / CÉsar Sánchez

Para el regidor ponferradino «son acusaciones falsas y malintencionadas», subrayó, teniendo en cuenta que se han llevado a cabo «cientos de actuaciones». Al respecto, Ramón destacó los 65.000 euros que el Ayuntamiento ha invertido en dos fases de pavimentación del colegio Flores del Sil, que aún está pendiente de una tercera, 50.000 euros en el cambio de ventanas para mejorar la eficiencia energética en el colegio Campo de la Cruz o los 35.000 euros que se han destinado a la renovación de baños en el Peñalba. A ellos se suma, el pasado año, entre otras actuaciones, la renovación integral del sistema de calefacción en el colegio público de Compostilla.

«Hay un problema sobre qué es lo que se entiende por mantenimiento y por obra nueva», indicó el alcalde, que lamentó que la Junta «haga una interpretación totalmente restrictiva para que la inversión la realicen los ayuntamientos». Es por ello que Ramón reiteró la necesidad de que la Junta establezca un plan plurianual de inversiones en los centros público de la ciudad teniendo en cuenta el «gran esfuerzo» del Ayuntamiento que acometerá vía de urgencia las obras de renovación del pavimento exterior en el colegio Navaliegos «para establecer un itinerario seguro para los alumnos», destacó.

A la vista de esta situación, el primer edil exige a la Junta que «eche una mano y deje de hacer demagogia» cuando habla de inversiones en los centros públicos.