Ponferrada lanza la semipeatonalización de Gómez Núñez como resorte para el comercio

La alcaldesa y el presidente de Templarium presentaron los detalles de la intervención. /
La alcaldesa y el presidente de Templarium presentaron los detalles de la intervención.

Las obras, presupuestadas en 360.000 euros con una duración de cuatro meses, dejarán un solo carril de circulación en sentido salida en el tramo entre la Plaza de Lazúrtegui y la Calle La Paz

CÉSAR FERNÁNDEZPonferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, presentó este viernes la primera fase de las obras de remodelación de la calle Gómez Núñez, la que convertirá el semipeatonal el tramo comprendido entre la Plaza de Lazúrtegui y la Calle La Paz, como un resorte para la actividad comercial del centro de la ciudad. Los trabajos, presupuestados en 360.000 euros con una duración de cuatro meses, están avalados por la Asociación de Comercio Urbano Templarium. Fue precisamente este apoyo el esgrimido por la regidora para considerar aplacado el movimiento de oposición a este proyecto surgido de vecinos y comerciantes de la calle que se sustanció en su día en una recogida de firmas en contra del diseño de la intervención.

«El Ayuntamiento tiene que intentar hacer lo que entiende que es mejor para todos los vecinos. Y en este caso la persona más autorizada es el representante de los comerciantes», zanjó Fernández Merayo, que espera que las obras puedan comenzar a la mayor brevedad posible salvando el «colapso» del servicio de contratación, para el que propondrá en el próximo Pleno la dotación de personal de refuerzo. «Las personas que recogieron en su día las firmas son prácticamente las mismas que se movilizaron en contra de las obras de Camino de Santiago», añadió antes de desvelar que «algún comerciante a título particular» le ha pedido «disculpas» por «desconocimiento» de este proyecto, en algunos casos por entender que implicaba la aplicación de contribuciones especiales.

La Junta de Castilla y León aporta 300.000 euros y el Consistorio financia los 60.000 restantes de unas obras que deberán estar concluidas a 1 de noviembre para no perder la subvención concedida y que obligarán a trasladar la parada de taxis a la Avenida de España. En este primer tramo y en la segunda fase hasta la Avenida de Valdés se establecerá un solo carril de circulación con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora sólo en sentido salida de la ciudad por recomendaciones de un estudio de movilidad de la Policía Municipal, algo en cualquier caso «reversible». De la Avenida de Valdés hasta el entronque con la Avenida de la Libertad a la altura del IES Virgen de la Encina habrá dos carriles.

Detalles de la intervención.
Detalles de la intervención.

«Revulsivo» para la zona

La segunda fase, la del tramo comprendido entre la Calle La Paz y la Avenida de Valdés, está presupuestada en 170.000 euros. Y la intervención de ese punto hasta la Avenida de la Libertad supondrá una inversión de hasta 400.000 euros que se sufragará con cargo al ARU (Área de Regeneración Urbana) de La Puebla Norte, señaló la regidora, que pidió por adelantado «disculpas por las molestias» a los vecinos «porque las obras siempre son molestas». «Pero son importantísimas y creo que merecen la pena», añadió con el argumento de que «va a suponer un revulsivo importantísimo para el centro de Ponferrada».

Y es que la regidora sostiene que la semipeatonalización servirá para «recuperar esas calles para el comercio», una política avalada por el presidente de la Asociación de Comercio Urbano Templarium, Felipe Álvarez, presente en la puesta de largo de los detalles de la intervención. «Para nosotros esta es una gran noticia. Hemos sido en parte impulsores de esta intervención. Creemos que es importante que el área comercial quede delimitada», indicó, convencido también de que la obra «revitalizará el comercio».

Rueda de prensa de presentación de las obras.
Rueda de prensa de presentación de las obras.