La edil de Cultura y el director de los museos de Ponferrada, junto a los miembros de Asprona Bierzo durante la visita./César Sánchez

La edil de Cultura y el director de los museos de Ponferrada, junto a los miembros de Asprona Bierzo durante la visita. / César Sánchez

Ponferrada invertirá 170.000 euros en un proyecto para mejorar la accesibilidad cognitiva en el Castillo de los Templarios

La concejala de Cultura avanza que se tratará de una iniciativa «pionera y transferible a otros espacios» que tendrá en cuenta las aportaciones de Asprona Bierzo

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada invertirá 170.000 euros en la puesta en marcha de un proyecto integral de señalización para mejorar la accesibilidad cognitiva en el Castillo de los Templarios. Así lo avanzó este viernes la concejala de Cultura, Concepción de Vega, tras conocer la evaluación de las deficiencias planteadas en este sentido por un grupo de personas con discapacidad intelectual de Asprona Bierzo que visitaron la fortaleza coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. «Va a ser un proyecto pionero y transferible a otros espacios», avanzó.

De Vega valoró la visita de los representantes de la asociación como una posibilidad de «poder extraer todos estos puntos que resultan dificultosos para que estas personas con habilidades diferentes puedan disfrutar de los elementos patrimoniales como el resto de los ciudadanos».

El director de los Museos de Ponferrada, Javier García Bueso, que también participó en el recorrido, reconoce que ésta es «una parte de desarrollar en la mayoría de recursos patrimoniales» de la ciudad después de la rehabiltación de recursos que se ha acometido en los últimos años mejorando y que han permitido también mejorar la accesibilidad física. En este sentido, destacó la apuesta del Ayuntamiento por incoporar un sistema que permita convertir a la fortaleza templaria «en un referente y un modelo que se pueda aplicar en otros centros culturales».

En el primer semestre de este año, coincidiendo con la finalización de las obras de recuperación del Castillo Viejo, el Ayuntamiento solicitó una subvención directa a la Dirección General de Patrimonio de la Junta que concedió 100.000 euros para un proyecto que contemple todos los aspectos que lo hagan accesible desde el punto de vista cognitivo y sensorial. Una partida a la que el Consistorio sumará otros 70.000 euros. Se trata. explicó García Bueso, de «la creación de un proyecto integral que no solo afecta al concepto de castillo que todos tenemos de muros adentro sino tambien al perímetro exterior que permita una interpretación mucho más cercana del patrimonio que sea mucho más accesible». «Es fundamnetal que le patrimonio se acerque de forma real a estas personas», subrayó.

El proyecto, que saldrá a licitación a través de un concurso y tiene de plazo de ejecución hasta noviembre de 2022, contempla acciones en materia de señalización orientativa, información y facilidad para interpretar el monumento. Todo ello con el objetivo de « dar soluciones reales, efectivas y accesibles a un monumento como el castillo, uno de las más importantes de España que quiere ser accesible a todos», recalcó el director de los museos municipales de la capital berciana. En este sentido, avanzó que el pliego de condiciones incluirá todas las aportaciones realizadas por Asprona Bierzo. «Va a ser una apotación esencial que vamos a recoger y vamos a intentar que se convierta en un modelo extensible a otros monumentos», apuntó el director de los Museos de Ponferrada.

Deficiencias en movilidad, cartelería y recorridos

Los participantes en la visita realizada por Asprona Bierzo analizaron aspectos como movilidad, cartelería, informaciones y recorridos, así como en la información sobte horarios, tarifas y entradas. En todos ellos detectaron problemas. Josefina, una de las jóvenes que acudió a la visita detectó problemas en señalización. «Está un poco mal», indicó, a la vez que echó en falta pictogramas y reconoció que en algún momento del recorrido se encontró «perdida». Asimismo, asegura que al iniciar la visita se encontraron «con la primera encrucijada de horarios, entradas y precios con letra muy pequeña que dificultaba la visión». Tere, por su parte, otra de las parcipantes destacó también dificultades en el recorrido con un plano mejor y también mejor señalizado. «Hay veces que nos perdíamos y creemos que hay que poner más señales, y cambiar muchos de los planos y ponerlos mejor», señaló. «Han cambiado mucho pero falta también mucho por hacer», resaltó.

La fortaleza templaria se convierte en la segunda parada que realizan desde Asprona Bierzo tras la visita del año pasado a La Fábrica de la Luz.Museo de la Energía para valorar la accesibilidad del espacio. «Este es un derecho fundamental para las personas con discapacidad porque hace que puedan acceder a la cultura y al patrimonio de todos», concluyó la responsable de centros de día de Asprona Bierzo y psicóloga, Eva Blanco.