Inauguración de la nueva área canina en el parque del Temple de Ponferada.

Ponferrada inaugura la nueva área canina del parque del Temple tras una inversión de 20.000 euros

El alcalde destaca que s trata de una actuación «importante y muy solicitada por los vecinos» que pone a dispoción de las mascotas 3.000 metros cuadrados divididos en dos zonas de esparcimiento

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, inauguró este martes la nueva área canina situada en el Parque del Temple que ha contado con una inversión de 20.000 euros, correspondientes al coste de los materiales, ya que las obras se han ejecutado gracias a la mano de obra aportada por el personal municipal de Medio Rural.

La nueva área dispone de 3.000 metros cuadrados dividido en dos zonas de 1.500 metros cuadrados cada una destinadas a perros de tamaño grande y de menos de 15 kilos de peso.«Se trata de una actuación importante y muy solicitada por los vecinos», destacó Ramón. El primer edil recordó que en la zona ya existía un área que se hizo en el año 2004 y que «se había quedado anticuada y por lo tanto necesitaba de actuaciones», resaltó. Asimismo, avanzó que el tripartito continuará reformando y mejorando el resto de áreas caninas de la ciudad.

La actuación, llevada a cabo conjuntamente por las concejalías de Medio Ambiente, Medio Rural y de Protección y Salubridad Animal del Ayuntamiento de Ponferrada, ha consistido en poda de ramaje en el área, preparación del terreno y la sustitución de la valla perimetral mediante paneles rígidos y electrosoldados de 1,5 metros de altura, que sustituyen a la vieja malla flexible que tenía una altura insuficiente.

La nueva área canina cuenta con dos fuentes de agua potable.

Dentro del conjunto de actuaciones, destaca la instalación de infraestructuras hidráulicas para dar servicio a dos fuentes o surtidores de agua potable de doble uso, tanto para las personas como para los animales. Para acometer dicha infraestructura ha sido necesario construir una red de tubería de 110 milómetros de sección y de 180 metros lineales, desde la avenida de Portugal. Asimismo, ha sido necesario instalar una red de saneamiento para la recogida del agua sobrante de las fuentes del área canina.

Por otro lado, también se han arreglado los caminos afectados por las zanjas de las obras, y se ha construido una acera entre el bordillo del camino y el muro de cierre de la zona canina, en la que se han colocado varios bancos y elementos de mobiliario urbano.

Alcalde (C) y concejales, en la inauguración.

El concejal de Protección y Salubridad Animal, Jesús López, se mostró satisfecho del trabajo realizado que viene a cumplir uno de los retos que se marcó cuando asumió la concejalía. Avanzó además que el tripartito continuará trabajando en la misma línea para mejorar las instalaciones de esparcimiento para mascotas de la ciudad.

Ecovidrio ha donado los elementos de ocio canino que completan el equipamiento del área y que tienen un valor estimado de unos 2.000 euros. Esta donación se produce como resultado de la campaña de recogida y reciclaje de vidrio que las ponferradinas y los ponferradinos llevaron a cabo entre el 1 de noviembre y el 31 de noviembre de 2020 y en la que se debía superar la cantidad de 100.000 kilos, llegándose a los 115.540 kilos de vidrio para su reciclaje.