El alcalde y la concejala de Obras visitaron la zona de la actuación.

Ponferrada finaliza la sustitución de tuberías de fibrocemento que abastecen al 70% de la población

Se trata de una primera fase de 1,5 kilómetros desde San Clemente hasta los depósitos de San Lorenzo y con una inversión de 353.000 euros

E.JIMÉNEZ Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada dio por finalizada una actuación en la traída general del agua. En concreto, se trata de la sustitución de tuberías de fibrocemento en un kilómetro y medio de la traída del Oza, red que abastece de agua al 70 por ciento de la población de la capital berciana.

En ese sentido, el alcalde de la ciudad, Olegario Ramón, explicó que la actuación se llevó a cabo en 6 meses, es decir, con dos de retraso debido a los problemas de suministros, y se realizó en 1,5 kilómetros, entre San Clemente y San Lorenzo, de los 10 con los que cuenta la red. En ese sentido, se han sustituido esas tuberías por otras de fundición dúctil y también se han realizado varias actuaciones para evitar problemas de presión o de entrada de aire, entre otras. Además, se ha acondicionado el camino con zahorra.

«Es una obra fundamental para la salud de los ciudadanos y ciudadanas de Ponferrada», aseguró el regidor, quien puso en valor esta actuación «tan importante que probablemente no hizo ningún equipo de Gobierno antes porque no se ve, porque queda enterrada».

Se trata de una primera fase, ya que todavía faltan sustuir el fibrocemento en el último kilómetro y medio de la traída, aunque el primer edil reconoció que ese tramo final «es un poco más complejo de realizar». «Esta obra ha ido toda por terreno público, excepto dos fincas que tuvimos que expropiar. En esta nueva fase hay multitud de fincas de particulares, con lo cual hay que buscar el trazado idóneo aunque probablemente va a ser bastante más largo para poder llevarlo a cabo porque si entramos en negociaciones con muchos propietarios o se va a la expropiación eso lo va a complicar todo», concluyó Ramón.