Ponferrada estrena un servicio de ocio y comedor escolar de línea caliente para niños de familias desfavorecidas

Comedor escolar./
Comedor escolar.

La novedosa iniciativa, impulsada por la Concejalía de Bienestar Social que dirige Lorena González, ofrece durante todo el verano, de 12.30 a 15.30 horas, en un centro de la ciudad actividades lúdicas y de tiempo libre para el disfrute y de los niños con comida cocinada «al día»

CARMEN RAMOSPonferrada

Dicho y hecho. El Ayuntamiento de Ponferrada estrena el servicio de ocio y comedor escolar para niños de familias desfavorecidas. La iniciativa está impulsada por la Concejalía de Servicios Sociales y suponía uno de los pilares del acuerdo de gobierno con PSOE y Coalición por El Bierzo para la edil de Podemos Lorena González.

El servicio que se puso en marcha el martes día 25 de junio, el segundo día lectivo después de finalizar el curso académico, abre de forma diaria de 12.30 a 15.30 horas durante todo el verano (53 días) y permite que los chavales disfruten de forma gratuita durante cuatro horas de actividades de ocio y tiempo libre con una pausa a la hora de la comida, a las 13.30 horas.

La principal novedad del servicio, que supone al Ayuntamiento un gasto de cinco euros por niño y día, es que los chavales pueden disfrutar de comida caliente «elaborada en el día», explica la concejala de Bienestar Social, que insiste en la necesidad de acabar con los menús escolares de línea fría en los centros escolares del Bierzo e insta a la Junta de Castilla y León a seguir el ejemplo de Ponferrada para tomar medidas en este sentido.

«Era una cuestión que no podía esperar. Muchos menores sólo hacen una comida completa diaria gracias a la beca comedor de la que disfrutan durante el curso. En el momento que los comedores escolares cierran en verano o en Navidad, estos niños se quedan en una situación de completa vulnerabilidad», apuntó Lorena González.

La edil ha preferido no desvelar el centro donde se llevará a cabo esta iniciativa «para preservar la intimidad de las familias usuarias y evitar la señalización» y ha agradecido a todas las partes que han posibilitado esta medida la «generosidad y diligencia con la que han trabajado».

Para la responsable municipal del área de Bienestar Social «lo importante no es los niños vayan a comer sino que van a jugar y de paso comen», indicó. La edil de la formación morada recuerda que para Podemos «era uno de los puntos irrenunciables» a la hora de acordar investir a Olegario Ramón alcalde. «Teníamos meridianamente claro que abrir los comedores escolares no íbamos a renunciar en ningún momento porque consideramos que desde Podemos en una ciudad con un 20% de paro hay mucha necesidad soterrada, que no se ve, y esperamos poder ayudar así a las familias y a las personas que más lo necesiten», subrayó.

Los usuarios pueden comunicar diariamente hasta las diez de la mañana si van a utilizar o no el servicio. Para ello deben ponerse en contacto con los servicios del Ceas asignados o directamente por teléfono con la Concejalía de Acción Social para realizar una valoración de la situción de las familias. «Si cualquier familia está en situación de riesgo que contacte con su trabajador social, con su Ceas o por teléfono con la Concejalía (987 428462) y que tenga por seguro que será tratado con total confidencialidad y le ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano», concluyó González.