El alcalde de Ponferrada y el concejal de Sostenibilidad Medioambiental durante la presentación de los nuevos carritos eléctricos de limpieza viaria./E.Jiménez

El alcalde de Ponferrada y el concejal de Sostenibilidad Medioambiental durante la presentación de los nuevos carritos eléctricos de limpieza viaria. / E.Jiménez

Ponferrada estrena diez carritos eléctricos de limpieza con un coste de casi 4.000 euros cada uno

La empresa adjudicataria del servicio, FCC, es la que asume el coste dentro de las mejoras recogidas en el pliego

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada presentó este lunes los nuevos carritos eléctricos de limpieza. Se trata de una de las mejoras recogidas en el pliego de adjudicación «que tenía en cuenta todos los problemas que habíamos tenido desde el 2014», explicó el alcalde de la ciudad, Olegario Ramón.

En ese sentido, se han adquirido un total de diez unidades, con un coste de casi 4.000 euros cada una que asume FCC en base a ese nuevo contrato. «Son de acero inoxidable, robustas y tienen un centro de gravedad de tal manera que las hace ser muy fiables», añadió el regidor.

Constan además de dos cubos de 90 litros, lugares específicos para poner la herramienta y un armario en el que se pueden colocar enseres personales o ropa. Los carritos eléctricos funcionan con batería de litio -de 38 voltios y 10,4 amperios- que tienen una duración de entre 3 y 5 días y tienen un motor de 230 watios «y eso le permite que cuando lo acciona el operario le ayuda a mover el carrito, pueden conseguir una velocidad de hasta 5 kilómetros por hora», indicó Olegario Ramón.

También contarán con GPS, por lo que estarán controlados en todo momento, conociendo la ruta o el número de kilómetros diario. «Eso forma parte también del control que decíamos, no solo control personal físico por parte de la inspección del Ayuntamiento, sino también control tecnológico para saber en todo momento donde están estos carritos. Creemos que mejora el servicio y las condiciones de trabajo del personal», concluyó.