Presentación del nuevo camión de carga lateral del servicio municipal de recogida de residuos sólidos urbanos de Ponferrada. / César Sánchez

Ponferrada destina 271.000 euros a un nuevo camión de carga lateral para el servicio de recogida de basuras

Es el quinto vehículo adquirido durante el presente mandato, a la espera de la llegada del camión todoterreno para el medio rural del municipio

D. ÁLVAREZ Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, presentó este lunes el nuevo camión de carga lateral del servicio municipal de recogida de residuos sólidos urbanos. Adjudicado por 271.000 euros a la empresa Ros Roca, este camión es el quinto adquirido por el Ayuntamiento a lo largo del presenta mandato. Según explicó el regidor, todavía queda pendiente de entregar otro camión todoterreno para la recogida en el medio rural del municipio, cuya llegada se espera «para finales de este año o principios del que viene».

Con una capacidad de 25 metros cúbicos, el nuevo vehículo ya incorpora un sistema de pesaje que permitirá al Consistorio un mayor control sobre la cantidad de residuos recogidos y que se instalará en el resto de la flota del servicio. En ese sentido, el camión cuenta con otras novedades tecnológicas, como el accionamiento mediante bombonas, que permite una labor más rápida y silenciosa, o las cámaras que incrementan la seguridad del proceso de recogida. El vehículo también dispone de un sistema de desplazamiento lateral de los contenedores para devolverlos siempre a su ubicación exacta.

El alcalde de Ponferrada y el concejal de Sostenibilidad Medioambiental participaron en el acto. / César Sánchez

Además, la adjudicataria también tiene previsto adquirir algún otro vehículo para ampliar la flota, explico Ramón, que valoró la «mejora exponencial» experimentada por el servicio con la entrada en vigor del nuevo contrato. El alcalde destacó el «cambio evidente» en el estado de limpieza de la ciudad y confió en que las recientes lluvias lleven a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (Chms) a alzar las restricciones que impiden llevar a cabo el baldeo en las calles.

En esa línea, Ramón subrayó la apuesta por «un proceso de transformación radical de la ciudad», de la mano de los fondos Next Generation. «Vinimos a poner orden y a solucionar los principales problemas de la ciudad», explicó el regidor, que valoró los avances en los servicios de transporte público, limpieza viaria y recogida de basuras o la municipalización del servicio de parques y jardines.