Ponferrada, «carbonífera y oscura»

El pintor Javier Suáñez dona al Ayuntamiento de Ponferrada uno de los cuadros de su última exposición, 'La piel del mundo, cartografía de la bruma', que representa la ciudad de Ponferrada con una visión imaginativa / La muestra recibió más de 2.000 visitantes en el Museo del Bierzo

El alcalde de Ponferrada y el autor de la obra frente al cuadro donado al Ayuntamiento./E.Jiménez
El alcalde de Ponferrada y el autor de la obra frente al cuadro donado al Ayuntamiento. / E.Jiménez
E.JIMÉNEZPonferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, en representación del Ayuntamiento, recibió este viernes la donación de un cuadro por parte del pintor berciano Javier Suáñez. Se trata de un cuadro perteneciente a su última exposición, 'La piel del mundo, cartografía de la bruma', que estuvo expuesta en el Museo del Bierzo y que fue vista por más de 2.000 personas.

El cuadro que a partir de ahora forma parte del fondo pictórico del consistorio ponferradino -serán los técnicos los que decidan su ubicación- es una perspectiva de la capital berciana, con la basílica de la Encina como referencia, pero con una visión imaginativa. «Representa a una Ponferrada un poco carbonífera, un poco oscura, un poco la que todos tenemos grabada en la retina, en nuestro corazón y en nuestra mente. Además, es una pintura imaginativa, tienes que verlo, está a caballo entre lo abstracto y lo figurativo», apuntó el autor.

Suáñez utilizó pintura, materiales y periódicos para crear las obras de la muestra, que están realizadas «con mucha textura, son cuadros brumosos, de ahí el título de la exposición, y casi toda mi pintura venía reflejada por esas características».

Imagen de la obra.
Imagen de la obra. / E.Jiménez

Por su parte, el regidor ponferradino agradeció el «altruismo» y la «enorme generosidad» de este pintor «que, además de donarnos su obra, nos ha donado muchísimas horas de trabajo físico e intelectual».

Asimismo, Olegario Ramón destacó el nombre «sugerente» de la exposición, 'La piel del mundo', «que me la imagino muy diferente dependiendo de los lugares y de los momentos, la piel del mundo puede ser alegre o triste, lisa o rugosa, puede ser en color o en blanco y negro», añadió.