Ponferrada inicia la rehabilitación del Castillo Viejo dejando «un trozo de historia» a las generaciones futuras

La alcaldesa en funciones de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, introduce la cápsula del tiempo con los documentos en el pozo del Castillo Viejo para dar inicio a las obras de rehabilitación. / CÉSAR SÁNCHEZ

Autoridades municipales, representantes de la sociedad civil y medios de comunicación se unen para enterrar una cápsula del tiempo que alberga documentos sobre la historia y la actualidad de la ciudad que da el pistoletazo de salida a una actuación de 1,9 millones de euros, que estará finalizada en diciembre de 2020

CARMEN RAMOSPonferrada

«Este es el proyecto de Ponferrada». La alcaldesa en funciones, Gloria Fernández Merayo, resumió con estas palabras la importante actuación que se acometerá en el Castillo Viejo, santo y seña de la ciudad, que permitirá rehabilitar y poner en uso el edificio medieval con una inversión de 1,9 millones de euros (1.321.000 aportados por el Ministerio de Fomento) y cuyas obras estarán rematadas a finales de 2020.

El espacio cultural emblema de la capital berciana se convirtió este viernes en epicentro de la actividad local para acoger el acto simbólico de inicio de los trabajos de recuperación en el que se enterró en el pozo del Castillo Viejo una cápsula del tiempo en el que la que elbierzonoticias y leonoticias, junto al resto de medios de comunicación de la comarca, dejó constancia de la actualidad introduciendo su portada en el cofre realizada por los alumnos de la Escuela Taller.

La alcaldesa y los portavoces de los grupos municipales fueron los encargados de abrir el acto introduciendo un ejemplar de la Constitución Española que compartió espacio con un pergamino que contenía el mensaje institucional al que de forma previa había dado lectura la regidora municipal, así como el proyecto de rehabilitación, planos turísticos, un ejemplar de los libros 'Historia de Ponferrada' y 'Cien días de Ponferrada', guías de la ciudad, del Castillo de los Templarios y de Peñalba de Santiago así como diversas postales de la capital berciana, vídeos promocionales y monedas y billetes de curso legal.

Merayo puso el énfasis en un acto que entiende que permitirá dejar un legado a las generaciones futuras. «Se trata de trasladar información y buenos deseos todos los ponferradinos que puedan habitar estas tierras en un futuro dejándoles un trozo de historia», señaló, haciendo hincapié en unas obras que permitirár valorar el castillo «como un foco de revitalización cultural y turístico» de la ciudad», subrayó.